Humor con cabeza

Josep Oliver. La Real Academia Española defina broma como «bulla, algazara, diversión». Su segunda acepción es «chanza, burla», y la tercera «persona o cosa pesada y molesta», ambas bastante más apropiadas para lo que se vivió la noche del martes en El hormiguero de Pablo Motos. El programa del pequeño divo pelirrojo quiso anotarse un tanto de audiencia con golpe de efecto, y vaya si lo consiguió. Un truco de magia simuló el decapitamiento del cantante Dani Martín, y la ilusión fue suficientemente verosímil para que el programa hiciera ver que el truco había salido mal y realmente se habían cargado al fulano. Los que conozcan un poco el programa en cuestión sabrán de su afición por copiar cualquier experimento, truco o cosa curiosa que hayan visto en la tele o internet poco antes; en este caso, bastaba ver un día ese programa que la misma Antena 3 emitía sobre los secretos de los magos para saber que Martín no había sido decapitado, sino que se había deslizado hacia abajo. Mientras tanto, ríos de pixels se desataban en la red por un poco de humor -o eso debe creer Pablo Motos que hace- sin cabeza. Sin cabeza, sin inteligencia, sin nada de nada.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

28

10 2011

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Trux_Original #
    1

    ¿Pero alguien se creyó eso? Si no pudo sonar más falso… En fin, el peligro de darle acceso a redes sociales a descerebrados…