No huele nada bien

31

10 2011

Urko Urbieta. Esta semana hemos conocido que uno de los proyectos más ambiciosos de Telecinco, la serie futurista 2055, cambiaba de nombre a La fuga (primer síntoma de que ‘aquí huele a chamusquina’).
Pero por lo que deberíamos echarnos a temblar es que ya se anuncie que la serie, que en sus orígenes hablaba de la escasez de reservas de petróleo y de la situación caótica generada entre gobiernos y población (una idea de lo más interesante y original), al final sólo va a contar la fuga de un preso (Aitor Luna) que cumple cadena perpetua en La Torre, una estación petrolífera en mitad del mar reconvertida en prisión de máxima seguridad (segundo síntoma de desastre). Además, aunque hace unos días se dijo que la producción estaba paralizada, parece ser que no es así, aunque únicamente hay una sola unidad de grabación trabajando (tercer síntoma de que va fatal todo en el rodaje).
Pues eso, el futuro de esta serie protagonizada por Aitor Luna y María Valverde (una pareja estimulante la verdad) se ve muy negro cuando la productora de la serie dice que ni reconoce el producto porque ha pasado de ser un thriller a una serie con tramas ‘populares’ (¡qué miedo!) y un enfoque más abierto. ¿Recuerdan el desastre de Piratas? Pues esta serie lleva el mismo camino… al tiempo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.