Cara o cruz

15

11 2011

Josep Oliver. Parece mentira que un hombre hecho y derecho como Jordi González quisiera defender lo indefendible tras lo que se vivió en su programa La Noria después de la visita (previo pase por caja) de la madre de ‘El cuco’. Jordi lloriqueó un poco diciendo que el programa había sido vilipendiado y escupido, sobre todo desde las redes sociales, y a qué venía tanta crucifixión mediática. Él sabrá en qué fregados se mete; de momento su espacio tiene doce anunciantes importantes menos. Nada que ver con, curiosamente, alguien que no es periodista y que por contra realizó un brillante ejercicio de periodismo entrevistando a Rubalcaba y Rajoy el pasado domingo. Jordi Évole y su equipo en Salvados abordó el tema de las próximas elecciones nacionales como sólo él sabe: haciendo preguntas duras, echando sal en la herida, incomodando y haciendo sudar a los candidatos. Ambos seguramente accedieron a la entrevista por pura cuestión de popularidad: sabían qué, decirle que no era echarse tierra encima, y con todo, era un trance malo de pasar. Aun así, Salvados no pudo evitar hacer algo al parecer inevitable: centrarse en el bipartidismo. ¿Sólo importan Mariano y Alfredo? ¿Hay más alternativas? Creo yo que es sólo cuestión de ponerse.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.