Inmaculada Colmenero

Neus Aguiló. Aída ha estrenado temporada hace tan sólo dos semanas y, de momento, ha regresado con el humor renovado y con más fuerza que nunca. Todos los personajes del castigado barrio de Esperanza Sur contribuyen a que la serie sea un éxito. Pero me gustaría que estas líneas fueran un pequeño homenaje a la Macu (Pepa Rus), un personaje ordinario como ninguno pero a la vez entrañable y excelentemente logrado: la sobrina de Mauricio Colmenero, que en la entrega del domingo pasado se enamoró de Brandon, rebosa desparpajo, vitalidad y optimismo; no importó que su ligue británico no entendiera nada de español ni que ella no pronunciara ni una palabra en inglés (aunque no crean que no lo intentó, pero qué se puede esperar de una quilla que ni siquiera domina la gramática de su propia lengua); pero allí estaba la Macu, con la ayuda del intérprete Fidel, dispuesta a comerse el mundo y a merendarse a su novio. Es una choni, sí, pero libre de complejos y convencionalismos y con la autoestima bien alta. Ojalá le den más minutos a Inmaculada Colmenero, para que deje de ser un personaje secundario y pase a ser uno de los protagonistas; así podrá seguir desplegando su arte y su genial interpretación.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

11 2011

La publicación de comentarios está cerrada.