Noticias sin anuncios

Emili Gené. La publicidad televisiva es más difícil de regular que los mercados financieros. No bastan las muchas campañas airadas de asociaciones familiares o de consumidores ni las iniciativas legislativas bien intencionadas. Ni siquiera las multas que castigan el incumplimiento de las normativas vigentes. Pasa como con la política: todos nos quejamos pero seguimos consumiendo con la obediencia de un público cautivo. En fin, que está a punto de ponerse en marcha la prohibición de anuncios en los programas informativos. Por ejemplo, ya no conoceremos el estado del tiempo patrocinado por tal o cual marca. Lo mismo, con los deportes y demás secciones que nos llegan de la mano de algún fabricante. Quizás sea así, y a partir de enero las noticias no tendrán publicidad que las ampare, pero cuesta creer que las empresas se conformen y dejen este dulce sin rechistar: seguramente lo compensarán con pausas del tipo: “volvemos en ocho minutos”. O metiendo en magazines todavía más productos (tazas, camisetas…) integrados en el plató. Estamos preparados.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

12 2011

La publicación de comentarios está cerrada.