A por ‘Sálvame’

Gemma Marchena. Hay dos tipos de presión democrática en los programas de televisión. O tomamos por la fuerza los audímetros (unos 3.000 repartidos por toda España) o ir a por los anunciantes de los programas que repugnan a la mayoría. La Red (entiéndase por una masa desconocida y numerosa de televidentes sin voz ni voto válido ‘oficial’) ya consiguió espantar a los que invertían en La Noria después de pagar a la madre del Cuco para que hablara del asesinato de Marta del Castillo. Tampoco es que la deserción de anuncios del programa se ha traducido en la cancelación del programa, pero sirvió para meter el susto en el cuerpo a los directivos de Telecinco. La presión popular ya tiene un siguiente objetivo: Sálvame. Que se preparen Jorge Javier Vázquez y sus secuaces porque la gente se ha hartado de gritos y rencillas familiares en horario infantil. Con un poco de suerte y si sigue todo así, Chayo Mohedano y la Esteban tendrán que ponerse a hacer un módulo y buscar un trabajo de los de verdad.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

17

01 2012

La publicación de comentarios está cerrada.