Inocentadas ideológicas

Josep Oliver. El Día de los Inocentes, es decir, ayer, es uno de esos días en los que uno ojea los periódicos y escucha con curiosidad las noticias para ver qué inocentada intentan colarnos. Normalmente, como es el caso de esta santa casa, se trata de alguna noticia ligera, con un punto de humor blanco, y fácilmente discernible, aunque haya habido años en que algunos lectores han picado. La finalidad de esta tradición no es, creo yo, engañar a nadie, sino jugar por unos momentos al desconcierto, a la broma -nunca mejor dicho- inocente. No obstante, constato que en televisión esta práctica tiene cada vez menos predicamento. Quizá tiene que ver con la credibilidad que los informativos desean establecer, y que una inocentada podría perjudicar (ya se sabe, la gente es tan estúpida que podría confundir realidad con fabulación). Lo que no entiendo es por qué, si ya no se estilan las inocentadas, porque algunos informativos son en la práctica tan tendenciosos: partidistas hasta el sonrojo o la vergüenza ajena. Bueno, quizá sí lo entiendo, y es una cuestión que no tiene que ver con las inocentadas y sí con las ideologías. ¡Cuídense de quienes les quieren hacer pensar a su manera! ¡Feliz Año Nuevo!

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

04

01 2012

La publicación de comentarios está cerrada.