Noriando

Emili Gené. Nuevo formato para neutralizar la fuga de los patrocinadores y sobre todo el desprestigio mediático. Ahora que la sentencia del caso Marta del Castillo escandaliza a toda España, aquella entrevista a la madre de El Cuco todavía hace más daño. Había que contratacar pues, y el resultado es una puesta en escena casi cinematográfica: a la gente se la gana por la vista. Plató enorme, más brillos y reflejos que nunca y un Jordi ejerciendo de senador. Mucho pueblo en las gradas para comerse el micrófono ante unos políticos entregados a la plebe. Es el precio de la regeneración. Telecinco con los parados, los jubilados y los jóvenes. El experimento funcionó. Resultó creíble. Una buena inversión de lavado de cara a costa de la clase política, aprovechando el descrédito que muestran las encuestas. Que hable la calle, ante la mirada solidaria de los dos presentadores, él y ella, ahora más cómplices que nunca. Es la guerra por la audiencia de prime time. ¿Más madera? No, más focos y más aplausos. Después regresarán los anunciantes.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

17

01 2012

La publicación de comentarios está cerrada.