Archivo de enero, 2012

Un soplo de aire fresco

23

01 2012

Urko Urbieta. Puede ser la sorpresa de la temporada y eso que, antes de entrenarse, las noticias sobre el rodaje de La fuga presagiaban un desastre de grandes proporciones.
La serie, protagonizada por María Valverde y Aitor Luna (una pareja atractiva y con una química espectacular), sigue a Anna, una joven que consigue entrar en La Torre (cárcel ficticia situada en medio del océano) como funcionaria de prisiones para sacar de allí a su marido, Daniel, y a otros cuatro presos más. Por supuesto, la fuga no será fácil. Como ven, el punto de partida de la serie es prometedor y, aunque recuerde inevitablemente a la famosa Prison Break, la diferencia entre ambas está claramente en el ritmo. El gran enemigo de toda serie española es su duración eterna, lo que la hace que la presentación de personajes y tramas sea menos ágil de lo que debería.
A pesar de que se eliminaron sobre la marcha casi todas las referencias al futuro (la serie, en principio, se titulaba 2055), las críticas medioambientales y políticas (lo que termina haciendo algo confusa la explicación de qué es la ‘Resistencia’) la serie tiene una gran factura y unos actores excelentes (especialmente María Valverde). Ahora toca que el público le de una oportunidad.

Soprano de regreso

23

01 2012

Gemma Marchena. Estas Navidades he decidido regalarme el pack completo de la serie Los Soprano, que debió ser de lo primero que hizo el canal HBO para inaugurar la edad de oro de la televisión. Han pasado más de cinco años después del primer visionado y ahora puedo permitirme el lujo de verlo en versión original subtitulada y en calidad inmejorable. Y sí, Tony Soprano sigue siendo el mejor. Por mucho que haya visto Perdidos o Fringe o cualquier serie de nuevo cuño. Nadie puede con el carisma delictivo y paternal de Tony. Al hilo del cierre de Megaupload, fui de las que disfrutaron de Los Soprano por Internet. Cuando la emitieron por televisión, no tenía Canal Plus y tampoco acceso a HBO desde España. A veces Internet es el único canal para disfrutar de la misma serie que se emite en EE UU que, hay que reconocerlo, nos ganan en la calidad de su ficción y rehuyen la tan española contraprogramación. Aunque pirateé la serie en su momento, no he dudado en gastarme casi 100 euros en Los Soprano. Es lo que tiene catar el melón antes de comprarlo: te aseguras de que es una buena inversión. La siguiente que me espera en la estantería del salón es The Wire.

La duración eterna

23

01 2012

Urko Urbieta. No negaré que dentro del panorama televisivo español hay muestras de un verdadero interés por innovar o buscar historias algo ‘diferentes’. Pero también es verdad que los guionistas se enfrentan a las exigencias de las cadenas, atadas, a su vez, por la dictadura de las audiencias.
A pesar de que muchos guionistas se quejan de que no hay presupuesto para hacer según qué cosas, series como Gran hotel demuestran que podemos lograr series de época con un nivel medio alto. Superado este problema, la gran dificultad de toda serie española es su duración. Cada episodio dura en España la friolera de casi una hora y media (por ejemplo, las cadenas inglesas emiten series de hora y media como Sherlock pero solo tienen tres episodios por temporada; o Downton Abbey que, con nueve episodios, duran una hora escasa).
Por eso, episodios como el primero de Toledo (el Águila roja de A3) se hacen eternos y muestran más claramente sus flaquezas debido a esta duración. Además, el empeño por introducir tramas más juveniles con actores malos, o muy malos (como Maxi Iglesias) destruyen cualquier posibilidad de lograr un producto excelente y nos tenemos que conformar con otro suspenso contundente.

Celda 211

17

01 2012

Neus Aguiló. Cuatro estrena esta noche Celda 211, una película dirigida por Daniel Monzón y protagonizada por Luis Tosar. Desde que se inicia el motín en la cárcel, el espectador mantiene el corazón en un puño y no aparta la vista de la pantalla. Nada más empezar, nos metemos en la piel de los personajes y albergamos una pequeña esperanza de que todo se resuelva favorablemente para el joven funcionario de prisiones (Alberto Ammann) que acaba de estrenarse en su puesto de trabajo y se ve atrapado en la violenta revuelta. Incluso el temible preso Malamadre (Luis Tosar), causante de toda la desgracia, muestra en algunos momentos su pequeño corazoncito y consigue cautivar parcialmente al público porque desea que el funcionario camuflado de reo salga con vida de la prisión y pueda conocer al hijo que va a nacer. El filme triunfó en los Goya, pues se llevó un total siete galardones y sobre todo, en las taquillas: recaudó casi tres millones de euros gracias a los más de dos millones de espectadores que fueron a verlo. En fin, que esta noche tenemos una excelente ocasión para sintonizar Cuatro y disfrutar de una película considerada por la crítica como una de las mejores de la industria cinematográfica española de los últimos años.

Etiquetas: ,

Noriando

17

01 2012

Emili Gené. Nuevo formato para neutralizar la fuga de los patrocinadores y sobre todo el desprestigio mediático. Ahora que la sentencia del caso Marta del Castillo escandaliza a toda España, aquella entrevista a la madre de El Cuco todavía hace más daño. Había que contratacar pues, y el resultado es una puesta en escena casi cinematográfica: a la gente se la gana por la vista. Plató enorme, más brillos y reflejos que nunca y un Jordi ejerciendo de senador. Mucho pueblo en las gradas para comerse el micrófono ante unos políticos entregados a la plebe. Es el precio de la regeneración. Telecinco con los parados, los jubilados y los jóvenes. El experimento funcionó. Resultó creíble. Una buena inversión de lavado de cara a costa de la clase política, aprovechando el descrédito que muestran las encuestas. Que hable la calle, ante la mirada solidaria de los dos presentadores, él y ella, ahora más cómplices que nunca. Es la guerra por la audiencia de prime time. ¿Más madera? No, más focos y más aplausos. Después regresarán los anunciantes.

El imperio de las ‘bitches’

17

01 2012

Urko Urbieta. No es una obra maestra, pero se ha convertido en la serie más adictiva de la temporada (en mi opinión). Hablo, como no, de Revenge (Venganza), que se estrenó este pasado miércoles en FOX. La historia es muy sencilla. Adaptando libremente El conde Montecristo (y tan libremente, diría yo), la serie cuenta la historia de Amanda (Emily VanCamp), una joven que tiene un objetivo claro: destruir las vidas de aquellos que acabaron con su padre y que, de rebote, también se cargaron su infancia. Así que, con una nueva identidad, alquila la casa donde vivía de niña y buscará acabar, cueste lo que cueste, con Victoria Grayson (genial Madeleine Stowe), la monarca de este elitista lugar de veraneo y culpable de la tragedia de su padre. Revenge es lo que es, un culebrón bien hecho y empaquetado que basa sus armas en dos entonadísimas protagonistas: la joven actriz Emily VanCamp (Everwood, Cinco hermanos) y una madura y recuperada Madeleine Stowe (El último mohicano), que se adueñan de la función convirtiéndose en unas auténticas ‘perras del infierno’ capaces de derretir el hielo con una de sus fulminantes miradas. Atentos al prólogo con el que da comienzo la serie. No se la pierdan, les encantará.

Etiquetas:

A por ‘Sálvame’

17

01 2012

Gemma Marchena. Hay dos tipos de presión democrática en los programas de televisión. O tomamos por la fuerza los audímetros (unos 3.000 repartidos por toda España) o ir a por los anunciantes de los programas que repugnan a la mayoría. La Red (entiéndase por una masa desconocida y numerosa de televidentes sin voz ni voto válido ‘oficial’) ya consiguió espantar a los que invertían en La Noria después de pagar a la madre del Cuco para que hablara del asesinato de Marta del Castillo. Tampoco es que la deserción de anuncios del programa se ha traducido en la cancelación del programa, pero sirvió para meter el susto en el cuerpo a los directivos de Telecinco. La presión popular ya tiene un siguiente objetivo: Sálvame. Que se preparen Jorge Javier Vázquez y sus secuaces porque la gente se ha hartado de gritos y rencillas familiares en horario infantil. Con un poco de suerte y si sigue todo así, Chayo Mohedano y la Esteban tendrán que ponerse a hacer un módulo y buscar un trabajo de los de verdad.

Bendita ficción inglesa

17

01 2012

Urko Urbieta. Si ayer no vieron el estreno en A3 de Sherlock han cometido una equivocación pero, tranquilos, todavía pueden solucionarlo. Tres episodios, señores, tres masterpieces de una hora y media de duración que absolutamente nadie debe perderse. La traslación a nuestros días del inolvidable personaje nacido de la pluma Arthur Conan Doyle vuelve a demostrar que la ficción inglesa está a años luz de la nuestra. Extremadamente inteligente, solitario y casi un sociópata, así presenta la serie a este Sherlock Holmes del siglo XXI, fielmente escoltado por Watson, aquí un médico militar arruinado, hosco y tullido tras un atentado en Afganistán. Los poco conocidos Benedict Cumberbatch (ahora en El topo) y Martin Freeman (el nuevo Bilbo Bolsón de El hobbit) son los excelentes actores que interpretan a esta extraña pareja. ¿Y por qué no deben perdérsela? Sus creadores han conseguido conservar el espíritu de los personajes; tiene muchos toques de humor; pequeños detalles inquietantes, sin olvidar el consabido misterio para todos los episodios; y, además, emplea buena parte de los elementos que Conan Doyle incluía en todas sus historias. Si siguen Downton Abbey y ahora Sherlock griten conmigo: ¡bendita ficción inglesa!

Etiquetas:

Los cazatesoros

12

01 2012

Josep Oliver. La semana pasada les hablaba de uno de mis nuevos programas favoritos, la serie documental La vida sin nosotros. La verdad es que a veces es una suerte tener algunos canales de pago más, porque, cambiando la famosa frase de Larra, ver la tele en España es llorar. Los canales abiertos apenas dejan un recoveco a la inteligencia del lector, que tiene que migrar a quién sabe qué prados más verdes para su solaz. Otro de los programas que me ha sorprendido agradablemente en Canal Historia ha sido Los cazatesoros. Verán, mi abuelo paterno, l’amo en Pep Pinero, fue un hombre que vivió de lleno la posguerra, y como muchos de su generación, aprovechaba todo lo que tenía. Es más, no tiraba nada que no pensara que pudiera aprovechar más tarde. A resultas de esto, he crecido rodeado de cachibaches, reliquias y trastos de todo tipo, de los que muchos de ellos crían polvo sin un propósito determinado. Por eso me gusta Los cazatesoros. Esa aventura por graneros atestados de cosas viejas, donde la pareja protagonista busca alguna pieza valiosa, me resulta simpática, familiar, cálida. La verdad, me hubiera gustado que estos dos se acecaran a casa de l’amo en Pep a ver qué encontraban.

Retorno a los orígenes

11

01 2012

Javier J. Díaz. Vuelve el concurso que cambió la forma de ver la televisión, o al menos eso dicen. Gran Hermano llega a su edición décimo tercera (bautizada como 12 + 1) y para ello Telecinco quiere darle a la tecla de ‘Restart’ para encauzar de nuevo el concurso a lo que fue y dejarse de experimentos raros de dos casas, concursantes dobles y famosos. Este mismo mes empieza una nueva edición de GH en la que la idiosincrasia de la casa se parecerá de nuevo a la de aquella primera edición: menos concursantes pero más anónimos; muchas pruebas y menos conflictos. Parámetros estos que habían quedado en el olvido hace ya muchas ediciones. Parece raro que Telecinco vaya a apostar por un concurso sin tanto lío como había montado en las últimas entregas, pero igual se ha dado cuenta de que el ser humano es ya demasiado raro de por sí como para ponerle más trabas. Habrá que ver si Mercedes Milà vuelve a ser la de las primeras ediciones, más humilde, más simple y menos estridente. No le vendría nada mal al concurso.

Etiquetas: