Ya no soy inculto

24

01 2012

Josep Oliver. Como ya saben ustedes, los cánones de belleza han ido cambiando con el tiempo. Y si no, que se lo pregunten a Rubens, que pintaba todas aquellas mujeres de cuerpos rebosantes, llenos de vida, energía y michelines. Pero ha llovido mucho desde aquello y nuestra sociedad está muy lejos de aquella que valoraba los cuerpos gruesos porque eran sinónimo de vida sana y acomodada. Ahora es todo lo contrario. Leo que, si hace unos años, las modelos eran un 4% más delgadas que la media de mujeres corrientes, hoy este dato se sitúa en un 18%. Así, me llaman la atención todos estos programas que siguen la pérdida de peso de alguien muy traumatizado por su volumen: me refiero a Ya no estoy gordo, Cuestión de peso (Mtv), Novias a dieta (Divinity), Kilos fuera (De casa), todos realities que buscan llevar a sus protagonistas a la felicidad rebajando su talla. No tengo nada que decir a tener un peso adecuado; pero creo que algunos se quedan lo de corpore sano y se olvidan del resto del lema. No verán ustedes un programa que se llame Ya no soy inculto, o que persiga el enriquecimiento espiritual de sus participantes.

 

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.