Madres y viceversa

Javier J. Díaz. Luján Argüelles, la mujer con nombre de parada de metro, es la celestina actual de la televisión española. Especializada en dar nóminas de granjero a oportunistas, ahora está a punto de realizar un posgrado en casar a jovencitos consentidos, pero sorteando a sus complicadas madres. ¿Quién quiere casarse con mi hijo? ya está en parrilla y, por distintas razones, no le va nada mal.
La primera es la propia carne. Las candidatas y candidatos saben a lo que van. Han visto muchas veces Mujeres, hombres y viceversa, y eso se nota.
La segunda, la provocación. No tienen ningún pudor en provocar a los concursantes. A veces, tanto, que algunas parecen actrices contratadas por su nivel de exageración. Quién sabe si realmente lo son.
Y la tercera, y la más polémica y triste, el papel de sus madres. Listas para criticar sin tapujos. Lo ponen todo, incluso comentarios racistas y homófobos. Como ejemplo, la madre de un concursante gay se mofó por la espalda de uno de los interesados en su hijo por ser muy afeminado, cuando su hijo, sentado a su lado, parecía un pavo real.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

03

02 2012

La publicación de comentarios está cerrada.