No pongamos tantas malas noticias

Josep Oliver. Hace cosa de un mes, Antena 3 empezó una campaña publicitaria basada en el optimismo (no en el positivismo, claro: eso es otra cosa muy diferente. No hagan como mis alumnos de Secundaria y se confundan). Seguro que la recordarán, decía algo así como «Pongamos que salimos de ésta. Pongamos que lo peor ya pasó… Pongamos que sólo hay buenas noticias», etc. En esa promo, salen muchos de los presentadores de la cadena, sonriendo, pasándolo bien, como prometiéndonos que todo irá a mejor, que no hace falta preocuparse más porque el fin de la crisis está cerca. Pero, ¡ay!, qué difícil resulta eso, cuando, día sí y día también, el pobre Matías Prats tiene que abrir su noticiario con el número creciente de parados, las empresas que cierran, las compañías que dejan a sus pasajeros en el aire, noticias a cada cuál peor. Así no hay derecho, Matías: la realidad no te deja ser optimista; cuánto más habíamos pensado que todo iba a ir bien, peores noticias nos asaltan. Es difícil ser positivo con este panorama y sin faltar a la verdad. Yo he optado por una técnica quizá un poco más cobarde pero sin duda efectiva:dejar de ver las noticias.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

02

02 2012

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Fausto #
    1

    SI la verdad es que la culpa es de Rajoy , porque en el mes que lleva gobernando tenía que haber generado 7 millones de empleos