Otra vuelta de tuerca

01

02 2012

Nacho Jiménez. Despejar la mente frente a la pequeña pantalla puede resultar peligroso cuando uno se encuentra con programas como ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, una nueva vuelta de tuerca a los date-shows que debutó el pasado lunes en la noche de Cuatro. En resumen: Una veintena de chicos y chicas más preocupados, en el primer caso, por sus abdominales y su pelo al viento, o, en el caso de las féminas, en lucir unos grandes pechos operados y unas uñas de gel que podrían arrancar los ojos a cualquiera al más mínimo despiste. Atención a los candidatos a ¿casarse?: Un abogado de 45 años que no sabe muy bien por qué se ha metido en este ‘percal’; un químico y stripper, de 27 (imagínense el mix); un chaval enganchado a los videojuegos, de 27 años y virgen (sic); un empresario de 32 años y homosexual, y un estudiante cariñoso y excesivamente presumido, también de 27 años. Pero ellos no son, ni mucho menos, lo mejor del programa, sino que lo son sus madres. Las candidatas y candidatos a conseguir llevar al altar al amor de su vida deberán pasar primero por el examen de la madre. «Yo sólo quiero que tenga la ESO», «prefiero a la gótica que a la negra», o «tiene demasiado pecho» son sólo tres de las perlas de las progenitoras, que prometen convertirse en las nuevas ‘princesas de barrio’ en versión Imserso. Entre ésto y Mujeres, hombres y viceversa, en definitiva, con la juventud que pulula por este país, ¿cómo demonios no vamos a estar en crisis?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. manumenorca #
    1

    … Y qué hay de Sex Academy? Pues eso, que nos superamos a cada paso.