Conecta

16

03 2012

Javier J. Díaz. Creo que los telespectadores de la franja nocturna deben darle las gracias a Samanta Villar y a su «conexión» con los bajos fondos españoles. Cada programa se supera a sí misma dejando de lado aquello de los 21 días con su presencia, que era ciertamente pesado, pasada la novedad.
Samanta sabe sacar las miserias de la clase humana, las aparentes y las no aparentes, para que los que vean su programa aprendan de lo que no se debe hacer ni difundir. Incluso es aconsejable que padres e hijos lo vean en familia para saber lo que no se debe hacer socialmente.
Samanta no va a por marginados sociales, prefiere los marginados mentales (que aún no saben que lo son) huyendo de las banalidades y facilidades que, por ejemplo, le fascinan a los reporteros de Callejeros. La socióloga de la televisión, Samanta Villar, tiene una capacidad para presentar delante de la cámara en cualquier situación que pocas personas de la televisión actual tienen. Y encima, de ridiculizar elegantemente a los que se lo merecen. En «Puro músculo» volvió a brillar, como en aquel ’21 días en la mina’ que le valió un Premio Ondas.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.