Encarna

Emili Gené. El sketch de las empanadillas que acababan desquiciando a Encarna de noche es uno de los más revistos, citados y parodiados de la historia de la televisión. Aunque yo prefiero la imitación de un Jesús Hermida que se deshilachaba en el sofá a base de gestos enfáticos, aquel diálogo de besugos entre la locutora y el ama de casa de Móstoles lidera la antología del disparate.
Todo un clásico que aparece fugazmente en el biopic que ha dedicado Telecinco a la estrella radiofónica, que dedica al dúo de humoristas un cáustico “maricones” mientras suena de fondo la escena en algún televisor, en plena pelea con Isabel.
El tono agresivo resume bien el retrato que dibuja la miniserie: una famosa déspota de carácter agrio empeñada en pelearse con el mundo. Rasgos acentuados a conciencia para explotar un filón millonario: no es casualidad que la Pantoja y Mila ex-Santana sean dos de los rostros de la cadena. Escarbar en el pasado de la difunta supone avivar el interés por las que fueron sus amantes, en nombre del morbo y el negocio. El interés por la vida y personalidad de Encarna Sánchez, un pretexto.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

03 2012

La publicación de comentarios está cerrada.