La cara y la cruz

Urko Urbieta. A3 y Telecinco han anunciado esta semana que sus dos ficciones novatas, Toledo y La fuga, no tendrán más temporadas. En el caso de la serie medieval ‘de saldo’ de A3, su cancelación es hasta una buena noticia. Tramas pésimas, secuencias calcadas sin rubor de Juego de tronos, actores, como Maxi Iglesias, que no saben lo que es interpretar y un presupuesto ínfimo para una serie de estas características que obliga a tener vestuario y decorados de mercadillo. Inenarrable.
Mientras, el final de La fuga significa un paso atrás en el intento de cambiar el rumbo de la ficción española, lo que nos volverá a llevar a la temática cansina: comedias familiares o aventuras de espadachines con romance incluido. Aunque la serie tiene sus fallos (la eterna duración mata el ritmo de la serie), los actores están estupendos y la labor de producción es digna de mérito. Para sus creadores habrá sido un duro golpe porque el mismo día que anunciaban su cancelación, se conocía la noticia de que la serie ha sido incluida en la prestigiosa Wit List, una relación de los formatos de televisión más interesantes que se publica en el MIPTV de Cannes, uno de los mercados internacionales más importantes del sector televisivo. Calidad desaprovechada, una pena.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

19

03 2012

La publicación de comentarios está cerrada.