Un ridículo épico

Urko Urbieta. Si no tuvieron el ‘placer’ de ver el sábado pasado en La 1 la gala para elegir la canción que nos representará en Eurovisión este año habrán hecho bien. Yo la he visto esta semana en la página web de la cadena y solo puedo decir que el resultado es de ridículo épico.
Comenzamos mal por la decisión, a dedo, de enviar a Pastora ‘la choni’ Soler a Bakú (que no es Europa, por cierto), pasando por las cuatro canciones preseleccionadas (la elegida ‘Quédate conmigo’ es la menos mala entre las malas), y terminando por la espantosa conducción de Anne Igartiburu en un estado, como decirlo, un tanto pasado… y no voy decirles de qué a ver si me enfrento a una demanda. Todo el sábado pasado fue de teatrillo malo.
Pastora Soler (que levante la mano quien haya comprado alguna vez un disco suyo) cantó todas las canciones en riguroso playback, al tiempo que la ‘sorprendían’ con visitas (nada preparadas por supuesto) de amigos, conocidos y familiares varios, que solo conseguían aburrirnos a los demás durante dos horas y media largas. Mientras, la Igartiburu, que acababa de llegar de comprar en Mercadona a tenor de su vestuario, no paraba de meter la pata. Inenarrable vamos.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

09

03 2012

La publicación de comentarios está cerrada.