Cayetana

Emili Gené. Lo de la ex vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega fue un rejuvenecimiento aplaudido por todos: la no cirugía (todas niegan haber pasado por el bisturí) a veces produce estos milagros. En ocasiones se trata de simples retoques impuestos por la moda, sobre todo en lo referente a narices. Ahí está Pepa Bueno y otros presentadores de informativos que siguen la estela de Letizia. Quedan unos pocos casos que se parecen más a estas operaciones de cara (el último, el de Richard Lee Norris, espectacular trasplante que le ha convertido en otro hombre) que tanto nos impactan. No solo por el cambio físico sino por las incertidumbres psicológicas y conflictos éticos que generan. La cirugía puede convertir al doctor Jekyll en míster Hyde: ¿han visto fotos recientes de Victoria Abril? Lo mismo le pasa a Cayetana Guillén Cuervo: de repente su programa dedicado al cine español es otro porque la presentadora es una mutante. ¿Tan necesario era este blanqueo facial, que linda con la estafa? Miedo me da. Mejor dicho: repelús.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

02

04 2012

La publicación de comentarios está cerrada.