El fin de los muertos

Josep Oliver. Es muy sintomático que el género de zombies, que gozaba de cierta fama desde 1968, cuando se estrenó la seminal Noche de los muertos vivientes, haya tenido un espectacular remonte en el número de producciones filmadas desde 2001. Nada menos que 433 recuenta wikipedia. Me parece algo muy indicativo. El apocalipsis zombie, visto por la mentalidad norteamericana, es una manifestación física de la angustia por una serie de amenazas, que en un mundo como el actual, pueden traducirse en el miedo a un conflicto nuclear, al terrorismo indiscriminado, al síndrome del enemigo en casa, entre muchos otros factores. Una de las ficciones relacionadas con esto, y que acaba de terminar su segunda temporada, es The Walking Dead. A pesar de ser más descafeinada en cuanto a acción se refiere, vale la pena verla para estudiar su mensaje implícito. La serie ha discutido temas como la legitimidad de la violencia, la pena de muerte, la democracia y el autoritarismo, la seguridad y la pérdida de libertades, y toda una serie de valores sociales que parecían férreamente establecidos en la sociedad occidental y que con la caída de las Torres Gemelas ahora se ponen de nuevo en cuestión. No está mal para ser sólo una serie.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

02

04 2012

La publicación de comentarios está cerrada.