Hacerse vieja

Gemma Marchena. El jueves por la noche emitieron en La Sexta La jungla de cristal. En los primeros tres minutos de la película me di cuenta de que me había hecho vieja. Aparece Bruce Willis sentado dentro de un avión. ¿Qué es lo primero que piensas cuando le ves en esta película de 1988? Que hubo un tiempo en el que Willis tenía flequillo. Eso sí, sigue manteniendo su sonrisa picarona. El vecino de asiento se pone a hablar con él de nosequé. En esto que el avión aterriza y Willis se levanta para coger un bolso del portaequipajes. Segundo anacronismo en veinte segundos: Willis lleva una pistola. Atención, lleva una pistola dentro del avión. En estos tiempos tan susceptibles, en los que hasta una barra de labios es candidata a arma mortal si nos la pillan en el aeropuerto, ¡hubo un tiempo en que los americanos podían llevar pistola en el aire! Vale que era policía, pero vamos, lo ves con ojos post-11S y se te ponen del revés. Tercera apreciación: Willis ya está en el aeropuerto para recoger su equipaje. El muy insensato ¡enciende un pitillo! ¡Ahí, en medio del aeropuerto! ¿Pero estamos locos o qué? ¿Qué hacen la CIA o el FBI o el FMI que no lo arrestan por terrorista tabáquico? Ahí es cuando una se da cuenta de que el mundo ha cambiado una barbaridad en sólo diez años y a ver como le explico yo a mis herederos que cuando yo era pequeña sólo había dos canales, La 1 y La 2. Ah, ¡y sin mando a distancia!

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

16

04 2012

La publicación de comentarios está cerrada.