Archivo de junio, 2012

‘El Barco’

28

06 2012

Amaya Michelena. La dictadura de los recortes a rebufo del agujero negro de las administraciones públicas ha llegado a todos los rincones del país y uno de los primeros damnificados ha sido la industria audiovisual, que acostumbrada a sus millonarios presupuestos, se ha quedado a dos velas. Esto ocurre en un país en el que las cosas se hacen siempre a medias y de mala manera. En otros lugares lo audiovisual –especialmente cuando se cuenta con excelentes profesionales– es una industria más, como la automovilística o la textil, con sus centros de formación, sus vehículos de comercialización, sus ferias de muestras, etc. Aquí parece cosa de aficionados que se hace «por amor al arte», o sea, gratis y a ratitos libres. Lo bueno es que la audiencia demanda este tipo de productos nacionales, porque la calidad es aceptable y el deje español nos sigue haciendo gracia porque resulta cercano y natural (mucho más que las tramas de los culebrones sudamericanos o estadounidenses). Por eso reconforta que a pesar de los pesares, Antena 3 esté ya rodando la tercera temporada de El Barco, la serie que ya está conquistando otros países y vendiendo «adaptaciones» al mercado anglosajón. Lo dicho ¿por qué no somos capaces de vender el producto tal cual, como hacen los yanquis?

Etiquetas:

Por el buen camino

27

06 2012

Nacho Jiménez. La inclusión de personajes gays en las series de televisión va por buen camino, o eso parece. Ya casi nadie recuerda aquellos tiempos en los que la presencia de homosexuales se reducía exclusivamente a las ‘mariquitas’ que provocaban carcajadas entre el populacho de la España profunda, un horror. La normalidad comenzó en Estados Unidos, concretamente, en culebrones de tira diaria, tipo General Hospital, que lleva ya en antena como treinta años, si no la han retirado ya… Luego llegó Melrose Place, la provocadora serie de Aaron Spelling, primera producción con un protagonista homosexual, aunque el personaje sólo tenía tramas secundarias, sin protagonismo. Eso sería más tarde, con la genial Will y Grace, producción sobre la relación de amistad entre un gay y su mejor amiga, la mariliendre de toda la vida, vaya, También con Buffy Cazavampiros, Friends, Sexo en Nueva York o Mujeres desesperadas, por citar algunas. Hoy en día, producciones como Glee, Gossip Girl y, sobre todo, Modern Family, ofrecen una representación real del colectivo, una realidad sin tabúes. En España deberían ponerse las pilas, ¿no creen? ¿Cuándo protagonizará un gay o una lesbiana una serie en nuestro país? En la cadena pública, precisamente, no será…

Matrimonio homosexual

26

06 2012

Neus Aguiló. Los informativos de Telecinco anunciaron el viernes que la Real Academia Española ha aceptado voces como ‘friqui’, ‘canalillo’, ‘culamen’ o ‘bloguero’ y además ha dado el sí quiero al matrimonio homosexual. Cuando yo estudiaba, oía decir con razón a ciertos profesores que la RAE iba con retraso respecto a los hablantes, pues incluía nuevas palabras en el diccionario cuando ya dejaban de utilizarse. Esos tiempos van quedando atrás, pues la definición de ‘matrimonio’ ya no es para el prestigioso diccionario únicamente la unión entre un hombre y una mujer sino también entre dos personas del mismo sexo. Así, el término ‘coche’ ha evolucionado de vehículo tirado por caballos a vehículo impulsado por motor; la palabra ‘alcalde’ significaba juez cuando se tomó prestada del árabe; o ‘afeitar’, antes de adoptar su significado actual, era sinónimo de adornar o embellecer. La RAE y su lema, ‘limpia, fija y da esplendor’, dejan paso a los nuevos tiempos y demuestran que la lengua no es algo estático sino dinámico y por este motivo las palabras varían, amplían o restringen 0su significado y no pasa nada por ello. Entonces quienes rechazan la palabra ‘matrimonio’ para designar también la unión de dos personas del mismo sexo no comprenden que la lengua es una evolución continua.

Cracovia

25

06 2012

Emili Gené. Las calles tomadas por el fútbol. Ahora es la Eurocopa pero antes fueron los Barça-Madrid o la Champions. Pantallas gigantes en las capitales. En las avenidas, en las plazas, en las inmediaciones de los estadios. La fiebre del fútbol, que se contagiará a las Olimpiadas, al basket o al deporte que haga falta: ni un día sin espectáculo audiovisual. Hasta las fiestas de San Juan en las playas tuvieron que retrasar su comienzo para dar tiempo a las masas a engullir el pase a semifinales de España. Que el juego esté resultando bonito, intenso o brillante no tiene importancia. Ni el de España ni el de Francia ni el de Inglaterra enamoran, pero las terrazas de los bares están repletas de gente acompañando los partidos de hamburguesas, cervezas y kebabs. La cámara superlenta, el FullHD, las grúas cinemtaográficas, los primerísimos planos: color y músculo regado por la emoción de las apuestas. Un gran negocio, que a Mediaset le está saliendo bien. Lejos los tiempos en que la selección se despedía en la liguilla inicial. La roja multiplica la audiencia.

Regreso a los ochenta

25

06 2012

Urko Urbieta. Recién estrenada entre nosotros la versión 2.0 de la mítica Dallas, podemos decir que sus creadores se han superado y era una tarea harto complicada. La serie duró la friolera de 13 años en antena, pulverizó audiencias y creó el modelo de series ‘sagas familiares’, como Dinastía o Falcon Crest, que marcaron la televisión de los 80.
Esta versión rejuvenecida ha sabido jugar bien sus bazas. La primera, y más obvia, la de la nostalgia, rescatando (del olvido) a parte del reparto original: Patrick Duffy (el ‘bueno’ o ‘tontoelculo’ según se mire, Bobby Ewing), Linda Grey (Sue Ellen, más conocida como ‘la borracha’) y, como no, Larry Hagman, (J. R. Ewing, el malo). Otro acierto es incluir como protagonistas a los herederos de los Ewing, interpretados por unos cuantos ‘cuerpos Danone’ como Josh Henderson (el nuevo malo) y Jesse Metcalfe (el nuevo ‘tontoelculo). Me llama la atención que ellos van más maquillados que sus dos compañeras de reparto.
Maquinaciones, envidias, malos divertidos y buenos aburridos. Montaje y dirección heredada de los 80… Eso sí, ahora ruego encarecidamente que dejen en paz la memoria de Falcon Crest. Nunca habrá nadie como Angela Channing. ¡He dicho!

Sobredosis nupcial

25

06 2012

Gemma Marchena. El canal Decasa es una mina de programas marujiles. Que si consejos de decoración, clases de pilates, un espacio dedicado a los peluqueros y otro para las que quieren ir de compras con presupuesto de mercadillo… El más tremendo es El día de mi boda que no aporta nada. Una reportera se cuela en una boda de unos desconocidos y va narrando como si fuera Callejeros: «Y ahora la novia se está vistiendo». «Entra la novia en la iglesia». «Llega el momento más esperado: el vals». Vamos, lo que viene siendo una boda normal y corriente, que por mucho que los novios se empeñen en ser originales, todas se acaban pareciendo. Las novias se pirran por decir delante de la cámara que «me enamoré del vestido nada más probármelo». Tampoco faltan los amigos folloneros o el baile torpón e intergeneracional de los mayores éxitos playeros de la última década. Veo estas bodas y reconozco muchas a las que he asistido y me sorprende, porque el programa me produce sopor y vergüenza ajena. Sin embargo, cuando he ido de invitada me lo he pasado en grande. Ah, claro, que al final, semejantes celebraciones me sirven para reencontrarte con los amigos y la familia, una excusa perfecta para disfrazarse con trajes de gala, beber vino y comer para celebrar que aún tenemos motivos para ir de fiesta. Estas cosas es mejor disfrutarlas en vivo que verlas por televisión, sin duda.

Calenda y el sector público

22

06 2012

Javier J. Díaz. Por fin Luna (Calenda para los amigos) dejará de emitirse. La serie cada vez es un despropósito más grande. El martes será el capítulo final de esta ficción que Antena 3 estrenó hace unos meses. Su audiencia ha sido buena, pero su producción (todo es de Ikea) y sobre todo su guión, son demenciales.
Pasan tantas cosas absurdas que ver Luna produce cierta risa: los policías dejan a los asesinos sueltos para que vayan a comprar el pan, todo el mundo entra al instituto de noche como Pedro por su casa, se puede tener armas sin licencia y lo mejor, la gente quiere ser un hombre-lobo como si de director de márketing con sueldo estratosférico se tratara.
Pero lo peor es el pueblo en sí, el propio Calenda. Un lugar perdido en las montañas con cuatro gatos que resulta que tiene todas las instituciones públicas posibles, juzgados y megacomisaría incluidas. Ver cómo más de 20 personas trabajan en la oficina de policía es ciertamente gracioso. Con tanto funcionario en Calenda no me extraña que el sector público esté como está.

Telediarios

22

06 2012

Amaya Michelena. Para muchas personas de ideología conservadora, escuchar los telediarios de la cadena pública es algo menos que vergonzoso, como eternamente vinculados al socialismo oficial. Por eso me critican, porque siempre sintonizo la Primera para ver las noticias. Y es que, para mí, las noticias, la información, es algo serio. Algo que nos conecta con el resto del mundo y cualquiera que tenga bien engrasado el mecanismo mental del sentido crítico –como yo– no es un problema el posible porcentaje de propaganda institucional que te cuelan en todos los noticieros. Por eso sigo prefiriendo los telediarios de toda la vida, con la imagen seria –un poco seca– de Ana Blanco y sus excelentes corresponsales por el mundo. Aunque las otras cadenas han intentado todas las fórmulas posibles para arrebatarle audiencia, siguen pinchando. ¿Por qué?Porque plantean la información como un espectáculo –incluso con presentadoras sexys y escotadas– y eso les hace perder cualquier milímetro de credibilidad. Y ahora, para colmo, te meten entre noticia y noticia un «consejo comercial» que presenta lo mismo el periodista que te está dando las noticias que la chica del tiempo. ¡Qué ridículo!

Etiquetas:

Reinventarse o morir

20

06 2012

Nacho Jiménez. Si hay una serie que sabe reinvetarse a sí misma, y con éxito, es True Blood. El estreno en Estados Unidos de la quinta temporada, no sólo ha batido récord de audiencia, con casi 5 millones de seguidores, sino que ha supuesto un antes y un después en la trayectoria de la producción. De hecho, da la impresión, por el ambiente y la atmósfera de sus dos primeros episodios, que se trata del final de la serie, o al menos de una época. Resulta que (cuidado, spoilers ‘al canto’), el malo malísimo de la tercera temporada, Russell, ha regresado de la tumba en la que lleva más de dos años. Recuperar al villano más cruel y recordado por los fans es otro de los aciertos de esta serie que no da puntada sin hilo, no le importa dar saltos en el tiempo o, simplemente, plantea sin esperarlo giros argumentales inesperados que uno se come con patatas, y muy a gusto. El ritmo, muy ágil, es imposible que aburra incluso al más perezoso. Ya nadie duda de la calidad de True Blood, la única serie, en mi opinión, que no sólo no va cuesta abajo a medida que pasan las temporadas, sino que mejora. Déjese morder por estos vampiros, es un dolor es muy placentero, se lo digo yo.

Etiquetas:

Excelente audiencia

19

06 2012

Neus Aguiló. Tanto los informativos como otros programas de actualidad llevan una larga temporada tratando temas tan arduos como el rescate de los bancos o los viajes de lujo de Carlos Dívar patrocinados por ustedes y yo. Entre aspectos tan densos como éstos, se han colado los partidos de fútbol de la Eurocopa, que muchos esperaban como agua de mayo. Para unos el balompié no es más que el opio del pueblo; para otros, en cambio, supone una pequeña tregua para salir de la rutina y olvidar la gris situación que atraviesa el país. Pero sin duda quien más celebra la competición deportiva es Mediaset, pues tiene los derechos de imagen y se está forrando con la retransmisión de los partidos. No puedo darles datos del encuentro entre España y Croacia disputado ayer (pues estas líneas se han escrito antes de conocer los resultados de audiencia) pero el pasado domingo Telecinco arrasó en su franja de prime time, juntando nada menos que a cinco millones de espectadores y haciéndose con un treinta y dos por ciento de la audiencia. Habrá que felicitar pues a Mediaset porque entre La Roja, Grandes Hermanos y Sálvames está haciendo su agosto durante todo el año.

Etiquetas: , ,