Dani

04

06 2012

Emili Gené. Lástima. La incorporación del Baleares a la portada televisiva merecía mejor suerte. El mítico Mirandés nos dejó sin subir a Segunda: Pablo Infante alargó su fama de currante del fútbol más allá de la crisis bancaria, hasta convertirse en el último bastión frente a la animadversión popular contra todo lo que huela a préstamos, deudas e hipotecas. Llevó a su equipo a semifinales de la Copa y ahora lo deja en categoría nacional. Triste consuelo para los balearicos, tras una temporada triunfal. Quedaba la repesca, y el presidente Crespí la encaró con la misma fe: «Subiremos». IB3 fue a Miranda de Ebro y ahora a Lugo en peregrinación con cientos de aficionados. Nunca estas matinales de los domingos preestivales habían sido tan blanquiazules. Vestidos de amarillo, los jugadores no han podido con los nervios, el ambiente y la imprecisión. 3-0 en la segunda parte. Para los que estábamos allí, las voces de los locutores transmitiendo ánimos y optimismo: un gol puede cambiar la eliminatoria. Tuvo que ser Dani, no podía ser otro. Minuto 90. A remontar el domingo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.