Economía y fe

Neus Aguiló. Encendí la tele el pasado sábado justo en el momento en el que daba comienzo la comparecencia de Luis de Guindos. Lo primero que pensé es que acababan de intervenir el país, pero no. El ministro de Economía aseguró que el rescate no era tal, se trataba sólo de un préstamo a los bancos en condiciones muy ventajosas. Sus palabras parecían poesía: era todo tan de color de rosa que no pude hacer otra cosa que malpensar. “Nos toma el pelo”, le dije a mi hijo de veinte meses, que obviamente se me quedó mirando sin contestar. Días atrás también me intranquilicé cuando escuché en El intermedio las declaraciones de la ministra de Trabajo Fátima Báñez, donde aseguraba que la Virgen del Rocío ha jugado un importante papel en una supuesta recuperación económica. Ana Botella no pudo quedarse atrás y afirmó que Dios la ilumina en tiempos de crisis. Algunos pensarán que entre el dinero de Europa y el fervor religioso de algunas de nuestras dirigentes, estamos a un paso de la recuperación económica. Otros, más escépticos y pesimistas, seguiremos viviendo con la preocupación de seguir pagando la hipoteca puntualmente, pues sabemos que los bancos a los que ahora ayudan no serán tan comprensivos con nosotros si algún día no podemos afrontar la deuda.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

12

06 2012

La publicación de comentarios está cerrada.