Impresentables

Amaya Michelena. La formalidad es una cualidad decimonónica que irremediablemente se ha perdido. La gente se ríe de todo lo que suene a respeto, a seriedad y a puntualidad. No es cool. No mola. Y esa nueva actitud pasota y llena de desprecio hacia los demás se ha instalado impunemente en la televisión, como fiel reflejo de la sociedad que es. En fin, el caso es que la mayoría de los canales se pasa por el arco del triunfo la programación y el compromiso con la audiencia que les sigue. Y esto ocurre especialmente cuando se cuela en la actualidad un acontecimiento deportivo.Ocurrió el domingo pasado, cuando en Telecinco había programado un nuevo episodio de la serie Revenge a las cuatro de la tarde –como cada domingo desde hace semanas– y, puesto que el partido de fútbol de la Eurocopa comenzaba a las 18.00 horas, toda la programación saltó por los aires –sin explicaciones, sin disculpas– para retransmitir algo tan importante e interesante como ¡el traslado del equipo desde el hotel hasta el estadio en autobús! Así que los seguidores de Revenge nos quedamos con las ganas y los aficionados al fútbol disfrutaron de dos horas de imágenes aéreas de un autobús recorriendo las carreteras de Polonia. Inolvidable.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

14

06 2012

La publicación de comentarios está cerrada.