Regreso a los ochenta

Urko Urbieta. Recién estrenada entre nosotros la versión 2.0 de la mítica Dallas, podemos decir que sus creadores se han superado y era una tarea harto complicada. La serie duró la friolera de 13 años en antena, pulverizó audiencias y creó el modelo de series ‘sagas familiares’, como Dinastía o Falcon Crest, que marcaron la televisión de los 80.
Esta versión rejuvenecida ha sabido jugar bien sus bazas. La primera, y más obvia, la de la nostalgia, rescatando (del olvido) a parte del reparto original: Patrick Duffy (el ‘bueno’ o ‘tontoelculo’ según se mire, Bobby Ewing), Linda Grey (Sue Ellen, más conocida como ‘la borracha’) y, como no, Larry Hagman, (J. R. Ewing, el malo). Otro acierto es incluir como protagonistas a los herederos de los Ewing, interpretados por unos cuantos ‘cuerpos Danone’ como Josh Henderson (el nuevo malo) y Jesse Metcalfe (el nuevo ‘tontoelculo). Me llama la atención que ellos van más maquillados que sus dos compañeras de reparto.
Maquinaciones, envidias, malos divertidos y buenos aburridos. Montaje y dirección heredada de los 80… Eso sí, ahora ruego encarecidamente que dejen en paz la memoria de Falcon Crest. Nunca habrá nadie como Angela Channing. ¡He dicho!

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

25

06 2012

La publicación de comentarios está cerrada.