Chute de Julio Iglesias en vena

Gemma Marchena. Para los que tengan ONO, sabrán que el canal Somos es una mina. Dedicado al cine español en exclusiva, es una herramienta indispensable para hallar joyas olvidadas ahora que los videoclubs en VHS se han extinguido. Bueno, podemos hablar de cintas entrañables como Sor Citroen, o de hallazgos sonrojantes como el de esta misma semana, sin ir más lejos. Somos programó La vida sigue igual, la primera película de Julio Iglesias, estrenada en 1969. Que conste: ni soy fan de Julio Iglesias ni tengo especial interés en su carrera, pero reconozco que la película resultó ser una marcianada muy divertida para el miércoles noche. La película cuenta como Iglesias, que se interpreta a sí mismo, tiene una prometedora carrera como futbolista en el Real Madrid. Luego tiene un accidente de coche, se queda paralítico dos años y durante su rehabilitación un enfermero le regala una guitarra para que se anime. Ahí compone su primera canción, La vida sigue igual, que ganará el Festival de Benidorm. Es, sin duda, un videoclip de larguísima duración ideal para fans fatales del cantante. Cuarenta y tres años después quedan confirmadas dos cuestiones. Uno, Julio Iglesias siguió con su carrera de cantante y dos, como actor, gracias a Dios, no ha hecho mucho más. Como después de la película no me pareció suficiente, terminé la noche escuchando Un canto a Galicia en alemán. Sí, que pasa, estoy metida en una espiral de autodestrucción.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

09 2012

La publicación de comentarios está cerrada.