Ana Rosa, ¡basta ya!

Nacho Jiménez. Una cosa es informar y otra marear la perdiz y hacer del amarillismo tu ley de vida. El paradigma de esta reflexión (estoy de un profundo que no me aguanto) se refleja a diario en El programa de AR y el caso José Bretón. El espacio matinal de Telecinco dedica, y no es broma, el 80 % de sus contenidos a este horrible crimen de dos niños pequeños que todavía no tiene fin, y la cosa parece que va para largo. Que si encuentran los huesos de los niños, y te explican lo que es el ADN como si se tratase de una lección universitaria; que si la vecina del quinto de Bretón habla en exclusiva y suelta un bombazo absurdo; la abuela del primo del acusado desvela un nuevo secreto… ¡Basta ya! Sólo falta que el juez que lleva el caso se tire un pedo y eso también sea una exclusiva. Si son lectores de mi columna semanal que aquí nos ocupa sabrán que AR no es santo de mi devoción. Nunca lo ha sido y nunca lo será. Luego tenemos a Nacho Abad, ese periodista de sucesos que parece disfrutar con el dolor ajeno y le encanta meter el dedo en la llaga. Sus gritos y rabietas –en las que parece que va a morder a alguien– son insoportables. Basta ya, por favor.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

10

10 2012

La publicación de comentarios está cerrada.