Bocazas

Neus Aguiló. Las reflexiones de Mariló Montero acerca de si el trasplante de órganos va unido al trasplante del alma todavía dan que hablar. Como recordarán, la presentadora vertió esta opinión ante la posibilidad de que fueran donados los órganos del asesino de El Salobral. Demostró tener sus dudas sobre si el alma de un criminal podría pervivir en el hígado o en el corazón y así tener continuidad en la persona que recibe alguno de esos órganos. Pero esta estupidez se queda en anécdota pues Mariló afirmó también que ella no querría los órganos de un asesino y aseguró quedarse más tranquila sabiendo que finalmente Juan Carlos Alfaro no iba a ser donante. Quiero creer que esta chica está mal aconsejada pues es de muy mal gusto frivolizar sobre un tema tan delicado. ¿Cómo se sentirán las personas que están pendientes de un trasplante para seguir viviendo? ¿Y los padres de esas personas? ¿Y los hijos? Parece que a Mariló no le importa ser el blanco de las mofas de las redes sociales y de los programas de humor. Recordemos sino, el ataque de celos que tuvo al considerar que Anne Igartiburu le había robado el programa ‘+Gente’, tratando de descalificarla en directo. Aunque después de lo de los trasplantes, el incidente con Anne no es más que una chiquillada.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

30

10 2012

La publicación de comentarios está cerrada.