Guerra de hienas

Gemma Marchena. Se le quitan a una las ganas de poner la televisión por las mañanas. Pero me pilla dormida, con el café aún en la taza, y con ganas de escuchar algo, así que me pillan desprevenida. Ana Rosa Quintana y Susana Griso siguen con su carrera por rebozarse en la porquería y sí, por fin han dejado de lado el caso de Ruth y José. ¿Un ataque de lucidez? Que va, que han encontrado a otro niño muerto. Esta vez le ha tocado a Gabriel, un niño de doce años ahogado en un pantano. La vergüenza no es que se hayan ido las cámaras, raudas y veloces a por la familia. A eso ya estamos hasta acostumbrados. Lo terrible ha sido ver a los reporteros de Telecinco y Antena 3 como se peleaban en directo por el testimonio de la familia, metiéndole el micrófono en la cara, cosiéndola a preguntas una detrás de otra sin dejarla siquiera responder. «Es que estamos en directo para Ana Rosa», decía el reportero. «Ya, y nosotros estamos en el aire con Susana Griso», soltaba la otra. Y mientras tanto, la familiar decía: «No puedo contestar a los dos a la vez», mientras intentaba coger aire. Sólo les faltó pegarse codazos. Lo mismito que los buitres tras la carroña. Hay que ver como les gusta el olor a niño muerto…

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

06

10 2012

La publicación de comentarios está cerrada.