Mallorca en Intereconomía

05

11 2012

Emili Gené. La cadena españolista ha invitado en apenas dos semanas de diferencia al conseller de Educació y a Charlie el tenista con intenciones y resultados bien distintos. En ‘El gato al agua’ Rafel Bosch fue juzgado por alta traición a lo largo de la más tensa media hora que recuerdo. Juicio de guerra sumarísimo, visto para sentencia desde la primera pregunta, ya planteada como acusación. No hubo juez imparcial ni moderador que salvase al reo de la ejecución, en una causa instruida a partir de las pruebas presentadas en caliente por el fiscal del Círculo Balear. Por contra, la aparición de Moyà funcionó como un bálsamo en ‘Punto Pelota’: las sempiternas descalificaciones entre culés y merengues desaparecieron del pequeño estudio para convertirse en risas, bromas y un largo rosario de anécdotas en el que tirios y troyanos se alineaban en el mismo bando del buen rollo: la media hora más distendida que recuerdo en el programa de Pedrerol. Dos imágenes contrapuestas. Desde Madrid no se perdona el bilingüismo («una esquizofrenia», Gabriel Albiac dixit) pero se aplaude el cosmopolitismo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.