Archivo de noviembre, 2012

Crónicas con Almax

10

11 2012

Gemma Marchena. Crónicas carnívoras’ es un programa de zampabollos. Perdonen la expresión pero es que no hay mejor palabra que defina al periplo de Adam Richman que se recorre todos los restaurantes, desde los más respetables a los peores tugurios, para descubrir la gastronomía norteamericana. Ojo, hablamos de la comida con peor fama del mundo según nueve de cada diez nutricionistas (bueno, no existe esta encuesta pero no me extrañaría nada). El tipo, además, no sólo va a por hamburguesas, pollo frito, pizzas y demás delicatessen. Es que encima ¡se pide la ración XXXL! Porque los americanos son así de intensos, que compiten hasta para comerse el mayor número de alitas picantes. El otro día un chaval intentó comerse ante la cámara 25 bocadillos rellenos de carne de cerdo agridulce. Otro día un tipo asiático de vientre plano se planteó lo de comerse dos kilos de hamburguesa bañada en jalapeños, queso derretido, cebolla frita y pan bien pringoso. Y claro, reconozco que es adictivo pero curiosamente es de los pocos programas gastronómicos que no me abre el apetito. Es más, sólo pienso en una cosa: por Dios, un Almax para aliviar la acidez de estómago. Eso sí, ni Adam ni sus amigos tendrían la valentía de venir a España y comerse dos kilos de fabada en pleno agosto.

Agobio (V)

09

11 2012

Javier J. Díaz. Empiezo a pensar que National Geo HD es un ‘canal droga’. Su contenido puede llegar a agobiar, pero acabas necesitándolo. Una especie de ‘mono digital’ que no se calma fácilmente. Otro caso adictivo tras cárceles y destrucción aérea es ‘Turista y estafado’.
Este espacio enseña como en grandes ciudades muy transitadas por turistas hay auténticas mafias que viven de estafarlos. Aunque lo que se cuenta en algunos de sus episodios, como en Delhi (ayer), Roma, Praga, o la famosa Rambla de Barcelona no sorprende tanto si has viajado a estas ciudades.
A pesar de saberlo, lo más agobiante quizás sea que los casos se ven muy cercanos al televidente. A cualquiera le pude pasar. Y de ahí el morbo. Es más, habrá que seguirlo de cerca, porque cualquiera que ha cogido un taxi de Barajas al centro de Madrid por la noche, ha alquilado una hamaca en es Trenc o se ha montado en la línea 15 de la EMT desde el Arenal a Palma sabe perfectamente que en esos sitios hay más de un programa por realizar si se ponen a ello.

Etiquetas:

Vuelve el drama

08

11 2012

Jennifer Munar. Ha llegado el momento que todos los que, como yo, necesitan una ración de drama semanal estaban esperando: el martes pasado empezaron los nuevos capítulos de Anatomía de Grey en Divinity.
El primer episodio de esta novena temporada nos situó pasados unos meses del accidente, con los protagonistas tratando de lidiar con las múltiples y dolorosas consecuencias de la última tragedia acontecida en el hospital. Y es que si hay algo que le gusta a Shonda Rhimes (guionista y creadora de la serie) es hacer sufrir a los espectadores. Está deseando que le cojamos cariño a un personaje para poder matarlo causando el mayor impacto posible. Vamos, que si alguna vez hacen una serie sobre mi vida me encargaré de que no sea ella la guionista, porque la veo capaz de tirarme bajo las vías de un tren para poder terminar una de las temporadas a lo grande. Bombas, accidentes de coche, tiroteos, cáncer, aviones que caen… a los pobres médicos del Seattle Grace les ha pasado de todo.
Aunque, de hecho, si me pongo a pensar aún no ha habido ningún tsunami y desde el estreno de Lo Imposible están de moda… Si yo fuera ellos empezaría a subirme a algún sitio alto, porque Shonda va a por todas.

Etiquetas:

Vergüenza ajena

07

11 2012

Nacho Jiménez. Quiero pensar que no todos los jóvenes son como los de Gandia Shore, el nuevo espacio estrella de MTV España. En la calle, en las redes sociales e incluso en una radio que no voy a nombrar porque me da vergüenza ajena… Todo el mundo habla de este reality show (incluido yo, ‘oops’). Echando un vistazo a varios de sus capítulos llegué a la conclusión de que sí, es muy entretenido ver a cuatro chicos y cuatro chicas bebiendo, follando, discutiendo… y riendo también. Pero, la verdad, me surge una cuestión en mi cabeza: ¿Hacia dónde va este país con esta juventud? Para bien o para mal, en las ciudades y pueblos de este país abundan personajes como los del elenco de Gandia Shore. Están ahí, les vemos día a día y nadie parece darse cuenta de que algo falla en el sistema educativo y en la educación que a los pequeños se les da en casa hoy en día. Un servidor, a sus 28 años, y a pesar de no considerarse todavía plenamente maduro, me niego a aceptar que esta es la realidad de España, aunque, visto lo visto, y vista la generación ni-ni que está tan de moda, el futuro está negro, muy negro…

Etiquetas:

El NO-DO ya pasó

06

11 2012

Neus Aguiló. El hachazo de Jordi Évole cayó el pasado domingo sobre las televisiones autonómicas, que como sabemos, están atravesando momentos difíciles. Ángel García -un redactor proscrito de Telemadrid- aseguró que en esa televisión pagada con dinero público existían, durante el mandato de Esperanza Aguirre (que no de Gallardón), palabras o expresiones tabús como ‘La Roja’ (sustituida por ‘la selección nacional’ o ‘rescate’ (sustituida por ‘línea de crédito’), mientras, por otra parte, no había ningún reparo en hablar de ‘crisis’ cuando el Gobierno de Zapatero tanto se empeñó en negarla mirando hacia otro lado. El Follonero habló también con el exportavoz del Gobierno ‘popular’ Miguel Ángel Rodríguez, quien tuvo el atrevimiento de afirmar rotundamente que «la televisión pública no vale para nada», precisamente porque está a favor de privatizar Telemadrid y hacerse él con el mando. De la quema de las televisiones pagadas por todos, Rodríguez aseguró que sólo salvaría a TVE, no para que los espectadores tengamos una programación de calidad, sino porque «España necesita tener una cohesión nacional que no tiene», en otras palabras, lo que quiere este señor es una televisión adoctrinadora para que el nacionalismo español sea el único válido. El NO-DO ya pasó, señor Rodríguez. Otra patada al pluralismo de otro nostálgico del franquismo.

Mallorca en Intereconomía

05

11 2012

Emili Gené. La cadena españolista ha invitado en apenas dos semanas de diferencia al conseller de Educació y a Charlie el tenista con intenciones y resultados bien distintos. En ‘El gato al agua’ Rafel Bosch fue juzgado por alta traición a lo largo de la más tensa media hora que recuerdo. Juicio de guerra sumarísimo, visto para sentencia desde la primera pregunta, ya planteada como acusación. No hubo juez imparcial ni moderador que salvase al reo de la ejecución, en una causa instruida a partir de las pruebas presentadas en caliente por el fiscal del Círculo Balear. Por contra, la aparición de Moyà funcionó como un bálsamo en ‘Punto Pelota’: las sempiternas descalificaciones entre culés y merengues desaparecieron del pequeño estudio para convertirse en risas, bromas y un largo rosario de anécdotas en el que tirios y troyanos se alineaban en el mismo bando del buen rollo: la media hora más distendida que recuerdo en el programa de Pedrerol. Dos imágenes contrapuestas. Desde Madrid no se perdona el bilingüismo («una esquizofrenia», Gabriel Albiac dixit) pero se aplaude el cosmopolitismo.

Placeres culpables

04

11 2012

Urko Urbieta. Las tardes de los sábados y domingos son para estar tirado en el sofá (tapado con la manta a ser posible) y enchufado a la tele degustando uno tras otro los telefilmes de A3. Seamos claros, estas pseudopelículas son ‘droga dura’ para ‘empanarse’ ante la ‘caja tonta’ un día de lluvia. Eso sí, el estado del cerebro no será el mismo. Perdemos neuronas, seguro.
Los telefilmes ‘antenatreseros’, que son un género en sí mismo y tienen más ‘clase’ que los de Telecinco o La 1, se pueden dividir en cuatro bloques: 1. Mi familia, mi drama: donde el alcohol, las drogas o el juego afectan a algún miembro de la familia. 2. Buscando justicia: la muerte, violación o desaparición de algún ser querido desencadena toda la historia ‘justiciera’. 3. El asesino en casa: historias que demuestran que los padrastros/madrastras son muy ‘mala gente’; o si tu madre te dice que tu nuevo novio no es trigo limpio tendrás que darle la razón al final; y 4. A fuerza de cariño: superación de algún tipo de discapacidad, con mucha lágrima de por medio.
Pues eso, hoy prepárense a ver tres títulos de ‘relumbrón’: Nacido del mal, La niña salvaje y Perdidos en la nieve… No se las pierdan, nos ‘reiremos’ un rato. Abogo por exigir que estas películas sean Patrimonio Televisivo Nacional.

Etiquetas: ,

Navidades apocalípticas

03

11 2012

Gemma Marchena. Los mayas lo sabían y por fin lo he confirmado: el fin del mundo está aquí ya, instalado entre nosotros. ¿La prueba? Esta Navidad Miguel Bosé va a protagonizar un especial de Navidad con todos los temas de su gira Papitwo, que va a grabar dúos con sus coleguitas. ¿Por qué? ¿Qué hemos hecho para merecernos esto? ¿Son los designios de Angela Merkel, que quiere castigarnos como dominatrix sin compasión por gastones? Y no sólo eso, es que encima ¡lo está grabando en Televisión Española! ¡Pero si eso es tirar dinero público! No, si ahora me van a parecer entrañables los especiales de Navidad de Raphael, Rocío Jurado o Isabel Pantoja. Pero el primero ya está muy visto, la segunda ya no está entre nosotros y la tercera va de romería todos los días a los juzgados por sus trapicheos con su querido Cachuli. Y digo yo, ¿porque no ponen un especial de humor? Es que en mis tiempos (miro hacia atrás y se me vienen a la mete imágenes en sepia) lo más de lo más era Martes y Trece y casi nunca defraudaba. Era estupendo para digerir la Nochebuena, que bastante tenemos con juntarnos todos y no echarnos las manos al cuello. Pero juro que como alguien en la cena haga zapping y ponga una versión moderna del ‘Seré tu amante bandido’ de Bosé, las cabezas de langostinos congelados van a volar en la mesa. He dicho.

Agobio (IV)

02

11 2012

Javier J. Díaz. Sigo intentado demostrar que ver National Geo HD puede ser perjudicial para el nivel de estrés diario pero a la vez necesario para llevar una vida sana. Tras analizar ‘Encarcelados en el extranjero’, ‘Duras condenas’ y ‘Mayday: Catástrofes aéreas’, esta semana el turno es para el conglomerado de todo lo malo que le puede pasar al ser humano cuando la suerte le abandona: ‘Segundos catastróficos’.
Este espacio reconstruye grandes catástrofes acaecidas en los siglos XX y XXI en la humanidad, sin discriminación: atentados terroristas, accidentes aéreos, derrumbamientos, terremotos y desgracias contemporáneas masivas. La ley de la probabilidad al orden del día.
Pero el espacio, además de provocar suspiros y frases como «Por Dios, que no me pase a mí» (que incrementan el agobio actual del español medio), ofrece algo diferente al resto de los programas de este tipo indagando en las razones que provocaron los desastres y reconstruyendo lo que falló en muchos casos, gracias a la voz de expertos y las reconstrucciones.
Un gran ejercicio de autocrítica tardía a base de pérdida humanas. Perfecto para agobiarse pensando en la muerte, pero más instructivo y tranquilizante que las noticias de Telecinco.

Pesadilla a la española

01

11 2012

Jennifer Munar. Al chef norteamericano Gordon Ramsey le ha salido un duro competidor en nuestro país: Alberto Chicote. El famoso cocinero madrileño es el encargado de reformar los bares y restaurantes españoles en nuestra versión de Pesadilla en la cocina.
La dinámica del ‘reality’ es muy simple: un cocinero profesional, en este caso Chicote, va a un restaurante a punto de la quiebra (normalmente con razón, pues está lleno de porquería hasta el techo y tiene unos empleados más inútiles que Mariló Montero hablando de trasplantes de órganos) para ayudar a los propietarios a convertirlo en un lugar de éxito. Adelanto que, después de cientos de reprimendas y montones de dinero invertidos en reformas, suelen conseguirlo.
La semana pasada se emitió el primer programa de la versión española y Alberto Chicote dejó unas cuantas frases para el recuerdo, como: «Esta cámara y la Matanza de Texas son lo mismo»; o «No es cuestión de pasta, sino de ser un cerdo», cuando el propietario del bar le insinuó que no limpiaban porque no tenían dinero.
Esta noche, el cocinero madrileño irá a un nuevo local y, por lo menos yo, ardo en deseos de ver qué pocilga trata de convertir en un restaurante habitable.