Pesadilla a la española

Jennifer Munar. Al chef norteamericano Gordon Ramsey le ha salido un duro competidor en nuestro país: Alberto Chicote. El famoso cocinero madrileño es el encargado de reformar los bares y restaurantes españoles en nuestra versión de Pesadilla en la cocina.
La dinámica del ‘reality’ es muy simple: un cocinero profesional, en este caso Chicote, va a un restaurante a punto de la quiebra (normalmente con razón, pues está lleno de porquería hasta el techo y tiene unos empleados más inútiles que Mariló Montero hablando de trasplantes de órganos) para ayudar a los propietarios a convertirlo en un lugar de éxito. Adelanto que, después de cientos de reprimendas y montones de dinero invertidos en reformas, suelen conseguirlo.
La semana pasada se emitió el primer programa de la versión española y Alberto Chicote dejó unas cuantas frases para el recuerdo, como: «Esta cámara y la Matanza de Texas son lo mismo»; o «No es cuestión de pasta, sino de ser un cerdo», cuando el propietario del bar le insinuó que no limpiaban porque no tenían dinero.
Esta noche, el cocinero madrileño irá a un nuevo local y, por lo menos yo, ardo en deseos de ver qué pocilga trata de convertir en un restaurante habitable.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

01

11 2012

La publicación de comentarios está cerrada.