Vuelta al redil del ahorro

Gemma Marchena. Lo que son las cosas. Tantos años tirando de crédito y denostando la economía doméstica de posguerra, y ahora andamos a la búsqueda de sus consejos como si de un oráculo se tratase. Ayer en el programa de Ana Rosa, una marca de detergente patrocina un espacio donde se promueve el ahorro. La gurú es, según una presentadora, «una home economist», que en inglés queda muy pintón pero que traducido al castellano es una economista del hogar. ¿El qué? Pues sí, lo que viene siendo una ama de casa de las de toda la vida, de esas que te hacen croquetas del cocido y que no tiran nada porque todo se aprovecha. La buena mujer llevaba un mandil como toda home economist requiere y recomendaba que fuésemos a hacer la compra con una lista para que no se nos vaya el presupuesto. Resulta todo muy evidente, pero se ve que no, que nos hacen falta estos consejos para volver al redil del ahorro. El otro día veía Comando actualidad y una parada sin ingresos pedía dinero a su abuela para comprar pizzas congeladas, macarrones con salchichas y nuggets de pollo. A esa le hacía falta un buen rapapolvo de la home economist para que aprendiera a cocinar sopas de ajo, cocido y sopas mallorquinas, recetas a prueba de cualquier posguerra o crisis del capitalismo que se nos cruce por delante.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

12 2012

La publicación de comentarios está cerrada.