Al borde del pampurrio

Gemma Marchena. Al borde del pampurrio me tiene la segunda temporada de Homeland. Les cuento un poco de que va la serie: un soldado americano secuestrado hace ocho años por los radicales árabes es rescatado y es tratado como un héroe nacional por todos, menos una agente con problemas mentales que entre sus desvaríos intuye que el tipo no es trigo limpio. Y he aquí que los locos, como los niños, siempre dicen la verdad. Esto es sólo la primera temporada, porque en la segunda se lía más la cosa, si es que es posible. Y encima hay amor de por medio, como si les quedara tiempo después de conspirar contra EE UU y los terroristas islámicos. La segunda temporada consta de doce capítulos y yo sólo he llegado hasta el capítulo diez. Pues bien, su visionado no está recomendado para personas que padezcan del corazón y hasta aquí puedo leer, que no quiero desvelar nada. Al borde del ataque de ansiedad me tiene la agente Carrie Mathison. ¿Qué más le puede pasar? Ni idea, pero los guionistas tienen la mente retorcida y preveo que este fin de semana se despejarán todas las dudas.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

12

01 2013

La publicación de comentarios está cerrada.