Amar en tiempos de Ikea

Javier J. Díaz. Como en todas las series de Antena 3, las grandes tiendas de menaje y decoración hacen su agosto cada vez que la cadena emite una nueva serie porque, literalmente, se lo venden todo. La adaptación y trasvase de ‘Amar en tiempos revueltos’ de TVE1 a Antena 3 como ‘Amar es para siempre’ no iba a ser menos.
Tras un mes del estreno ya se pueden hacer valoraciones consistentes. La esencia de la serie, por supuesto, sigue tal cual, de la misma forma que el guión. Aunque sí han desaparecido algunos actores de la época ‘revueltos’ sustituidos por caras típicas de todas las series de Antena 3.
Sin embargo, Antena 3 ha puesto su sello en la decoración artística. La sencillez y cierta austeridad que reflejaban en cierta medida la España de posguerra en la pública, ha desaparecido. De nuevo, las cortinas retro de Ikea, los adornos vintage (fabricados ayer y que los encuentras en Conforama), o las paredes sobrecargadas de colorido le restan mucha credibilidad a la ambientación. Hasta los exteriores se parecen más al portal de ‘Aquí no hay quién viva’ que al de ‘Amar en tiempos revueltos’.
Eso sí, el bar que vertebra todo en la serie, por fin, es un bar de verdad, y no la panadería de Chema de Barrio Sésamo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

02 2013

La publicación de comentarios está cerrada.