Caer en la evasión

Gemma Marchena. A última hora de la tarde determinadas televisiones se dedican a repasar (otra vez más y por si no nos había quedado claro) los problemas de corrupción, crisis, recortes y despidos masivos que asolan España, como si fuera una plaga de langostas que todo lo hacen trizas. Una tarde está bien como plan, pero en grandes dosis provoca acidez de estómago y dolor de cabeza. Y tampoco es plan acabar así el día, que bastante tenemos cada uno con lo nuestro. Por eso para evitar la saturación ante tal ambiente no dudo en recurrir a Arturo Valls. El concurso que presenta, Ahora caigo; es muy sencillo y su forma de presentar consiste en hacer el tonto. Sin más. Pegar saltos, hacer abuso de falsetes y gallos, cantar lo que se le venga a la cabeza y chistes malos. Pero semejante terapia tranquiliza las conciencias de quienes no pueden soportar la realidad y necesitan un escape. Es más, consuela ver a ciudadanos normales ganando pequeños capitales (no se crean, no pasan de los 10.000 euros) para cumplir sueños modestos o tapar esos consabidos agujeros que todos tenemos. Tras la Gran Depresión de 1929, el cine vivió una eclosión del musical que evadía a los ciudadanos de su vida diaria. Su digno sucesor es el concurso de televisión que regala euros como salida a nuestras cuitas.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

23

02 2013

La publicación de comentarios está cerrada.