¿Por qué arrasa Salvados?

Urko Urbieta. ¿Personaje o periodista? No tengo claro qué hay ‘de verdad’ en el Jordi Évole de los últimos Salvados. El ‘follonero’ de los primeros programas, en 2008, ha ido desapareciendo para centrarse en el Évole periodista y conductor de este programa denuncia de La Sexta, que el pasado domingo pulverizó audiencias.
Jordi Évole tiene muchísimo mérito, eso nadie debería quitárselo al periodista, aunque no comulgue con sus ideas políticas. Ha logrado que un formato, en principio minoritario, sea uno de los programas con más audiencia de nuestra televisión. Aunque yo prefiero al Évole de los primeros años –el último Salvados, titulado Cuestión de educación, me pareció que no aportaba nada nuevo al asunto, excepto cuando nos llevaba a conocer el sistema educativo finlandés– queda claro que éste es su momento, ¿por qué? El principal, la crispación social con la situación del país y el gobierno de Rajoy; la gente quiere saber, y con TVE más ‘institucional’ que nunca, Salvados se ha convertido en un oasis. Además, el resultado final de este producto audiovisual –montaje, postproducción, sonido– es de sobresaliente. Sin olvidar que Jordi Évole es un ciudadano más: pregunta, se extraña, se sorprende… Te identificas con él. Ese es su secreto.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

10

02 2013

La publicación de comentarios está cerrada.