Servir en plato frío

Nacho Jiménez. Hay pérdidas irreparables y que te marcan para siempre. Perder a su padre significó un antes y un después en la vida de Amanda Clark, protagonista de Revenge. Bajo el nombre de Emily Thorpe, la joven se une a la élite de una comunidad de vecinos en Nueva York; todo para vengarse de ellos, responsables de la muerte de su progenitor. Así empezó este ‘guilty pleasure’, como dicen los yanquis -o placer culpable, para los que no estén al tanto-, que engancha hasta el alma más fría. Su éxito en Estados Unidos se está expandiendo allá donde se estrena. Pero cuando una serie empieza tan bien siempre hay miedo a que decaiga con nuevos episodios y, cuando parecía que la trama no iba a dar para nada más que una temporada, los creadores de la serie nos han deleitado con muchas sorpresas, duras revelaciones y una gran cantidad de giros argumentales inesperados que dejan boquiabierto y con ganas de más. Adicción es quedarse corto y, aunque aparentemente no alcance la calidad de producciones de cadenas de prestigio como HBO o AMC, la cosa tiene su ‘chicha’ a pesar de ser un producto claramente comercial. ¿Y qué? Dejen de perder el tiempo y únanse a Amanda/Emily en su venganza.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

20

02 2013

La publicación de comentarios está cerrada.