STOP Desahucios

Emili Gené. Los escándalos políticos están sentando muy bien a los medios: nunca un debate había despertado tanto interés ni generado tanta audiencia. La madrugada del sábado la tertulia se fue prolongando como si se tratase de la retransmisión de los Oscar o la prórroga de una final de la Champions. En vez de aquel cruce de monólogos ladrillo que eran durante años los debates ahora reina una insólita animación que convierte a los periodistas en estrellas mediáticas y a los actores sociales en líderes. Pocos, poquísimos, políticos han resisitido el tsunami popular y se esconde en el Congreso o en los despachos. No imagino a ningún jefe de filas alternando con Ada Colau, que hablaba desde Barcelona avalada por el éxito de haber tumbado a todo un PP defensor de los intereses bancarios. Se coló en un intermedio el ex Revilla, populista y cachondo: ¿es esto lo que nos espera a la vuelta de la crisis? Y apareció la que creía ser estrella emergente Talegón, recién vapuleada en la manifestación por chupar cámara: ni rebelde, ni joven ni modernilla, para unirse a los indignados de verdad hay que dejar el carné del PSOE en casa.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

18

02 2013

La publicación de comentarios está cerrada.