Cruz y cruz

Javier J. Díaz. El excomponente de Cruz y Raya, José Mota, se está cubriendo de gloria desde que trabaja en Telecinco. Y lo está haciendo en el buen sentido de la palabra porque la audiencia lo respalda, por mucho que a algunas personas (entre las que me incluyo) les cueste entenderlo.
Su nuevo programa en Telecinco no aporta nada nuevo a lo que ya conocemos del dilatado pasado de Mota en RTVE. En cualquier caso todo lo contrario: explota lo mismo que sigue haciendo desde hace años e incluso lo que ya repetía cuando formaba parte de Cruz y Raya junto a Juan Muñoz.
Sus exageradas imitaciones de programas de actualidad hechas hasta la saciedad son cada vez menos recurrentes. De hecho, casi siempre tiene que recurrir a alguno de sus personajes míticos para contrarrestar las carencias de su poca capacidad para innovar.
Por si fuera poco, en una época tan revuelta como la que se vive en España, sus incursiones en tratar temas de interés público como intentona de sátira política carecen de cualquier calado burlesco y, por supuesto, político.
La noche de José Mota propone un humor demasiado populista para un público muy populista y poco exigente, colmado con cualquier producto. No hay más explicación para su éxito constante, el cual respeto, pero no alabo.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

15

03 2013

La publicación de comentarios está cerrada.