TVE

04

03 2013

Emili Gené. En el ‘de Luxe’ del viernes, los tertulianos hablaban de las aventuras del Rey con naturalidad y desparpajo: amantes, situaciones que durante décadas los periodistas guardaban en el cajón por obediencia al código de silencio impuesto en la Transición pero que hoy resulta incluso cursi. En ‘Salvados’, Jordi Évole rasca en los abusos de las eléctricas y en Telecinco el otro Jordi se sienta con los denunciantes de desahucios. Lo mismo pasa en ‘El gato al agua’, donde reparten estopa sin importarles que entre los invitados siempre haya uno del PP y otro del PSOE. Los medios bullen como nunca, pero TVE cada vez se parece más al NO-DO. Informaciones anodinas políticamente correctas que nada tienen que ver con el estupor y la indignación de la calle. La televisión pública pierde audiencia y sus informativos caen en barrena, incapaz de modificar un registro amable y contemporizador que puede resultar útil a Rajoy («nunca pronunciaré este nombre» refiriéndose a L. B.) pero absurdo en una cadena que está obligada a rajar de Bárcenas.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.