Una realidad espeluznante

Nacho Jiménez. Creo que no somos conscientes del poder que las redes sociales e internet ejercen sobre nuestras vidas; cómo influyen y cómo, de una manera u otra, afectan a nuestro comportamiento y personalidad. De hecho, si seguimos por este camino, los avances tecnológicos podrían llegar a terminar con el mundo tal y como lo conocemos. No se asusten, quizás sea algo alarmista, pero es la impresión que uno tiene tras ver la serie Black Mirror, que trata este asunto con inteligencia, en ocasiones, y con demasiado derroche y fantasía, en otras. Sería un error avanzar cualquiera de las tramas, historias independientes que, gusten o no, no dejan indiferente. Como dirían los americanos, es un must. Uno de los argumentos gira en torno a una red social, pero para gente que ya ha fallecido. Suena espeluznante, pero lo peor de todo es que este portal ya existe, o al menos hay intenciones de que así sea, como un servidor leyó en prensa hace unas semanas. Las consecuencias de dejarse absorber por este nuevo estilo de vida pueden ser muy peligrosas. ¿El problema? Todos, casi sin excepción, caemos en la trampa. Yo el primero.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

27

03 2013

La publicación de comentarios está cerrada.