El circo de la tele

20

04 2013

Gemma Marchena. Tengo la sensación de que el paseíllo judicial se ha convertido en un espectáculo del que se ha apropiado el mundo del corazón. La dramática salida de Isabel Pantoja de los juzgados tras conocer la sentencia ha sido el ejemplo más claro. Es la misma cantante a la que vitoreaban cuando caminaba arrimada a su Cachuli (elegido en las urnas, que no se olvide) que sonreía mientras entraban en su casa fajos de billetes de dinero público. Ese mismo dinero que ahora nos escatiman en nuestra sanidad o en los comedores escolares o en ayudas a la dependencia. La imagen de La Pantoja mientras salía zarandeada de los juzgados se ha repetido en los informativos hasta la saciedad. Esa imagen de ella al borde del desmayo, intentado meterse en el coche, mientras las cámaras y sus detractores la linchaban en directo… Esa es la viva imagen de España, la que hace unos años se pavoneaba orgullosa con su bata de cola por Europa, que presumía de sus sistema bancario ultraseguro y la ambición de sus obras públicas. España es una tonadillera en horas bajas que ahora rebusca en los bolsillos para pagar la fianza o los rescates de Bruselas porque hemos sido malos y malgastamos el dinero municipal en conciertos de folclóricas que luego nos sisaban. No sé que será de nuestro país, pero a La Pantoja ya le han salido exclusivas millonarias para contar sus penurias. Las hay con suerte…

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.