Formato Máster

19

04 2013

Javier J. Díaz. Todos los que ahora están completamente asombrados por cómo se desarrolla la sensación culinaria televisiva de la temporada, MasterChef, deben saber que el ‘modus operandi’ del programa es una copia casi calcada en formato de aquel reality de hace unos años de La Sexta denominado El Aprendiz, a su vez basado en The apprentice, pero cambiando la publicidad por los fogones.
Las pruebas, los juicios, la forma de poner al límite a los concursantes, de enfrentarlos, etc. Lo único que cambia son los propios concursantes: los futuribles cocineros son peores estrategas que los aprendices de Lluís Bassat. A pesar de todo, creo que pueden tener más futuro en una cocina que aquellos en una empresa de publicidad, porque en una cocina no todo es estrategia.
Otro de los cambios que introduce MasterChef con respecto a El Aprendiz es que además de un jurado añade un conductor. En este caso, la torpe y antitelevisiva, Eva González, que en Andalucía es un ídolo por ganar Miss España, presentar La Copla y estar con un torero. Pero su único valor añadido tras años de televisión sigue siendo la belleza. Una voz en off (como sucedía en El Aprendiz) le daría un toque más intenso y menos impostado a este concurso, al que habrá que seguir de cerca. Es un buen postre para cerrar los miércoles.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.