Instituto Masterchef

25

04 2013

Jennifer Munar. Nunca he sido una gran fan de los realities del tipo ‘te encierro en un sitio para ver cómo haces algo’; que puede ser cantar, como en Operación Triunfo; bailar, en Fama; o tener sexo, como en Gran Hermano. Cada uno a lo suyo.
Aún así, Master Chef me ha atrapado. Para quien no lo haya visto todavía, la mecánica es la siguiente: tras realizar una prueba individual, donde los mejores son designados capitanes, se forman dos equipos que se enfrentarán en una prueba colectiva para luchar por la permanencia en el concurso. Los perdedores deberán someterse a una ronda final tras la cual uno de ellos quedará eliminado.
El encanto de Master Chef va mucho más allá de cocinar unas codornices o hacer un brownie. Lo divertido de verdad es que esa academia es como un instituto. El simple hecho de que los capitanes elijan a sus grupos ya es todo un topicazo. Además, algunos de los más jóvenes han creado una especie de grupito, al que yo llamo ‘la chupipandi’, que se dedica a dejar de lado al resto de concursantes de más edad. También está el típico que no para de llorar (en plan Bustamante), y la parejita que todos sabemos que acabará liada. Si es que es normal que me tenga enganchada. ¡Qué programón!

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.