Castigar al inocente

08

05 2013

Nacho Jiménez. A la única manifestación a la que he ido fue para pedir que vuelva ETA». Esta frase costó a Argi, concursante de Gran Hermano Catorce y gran favorita de esta edición, su salida del reality. A pesar de dejar muy claro que se trataba de una broma, aunque de mal gusto, Mediaset España no pudo pasar por alto «este tipo de humor», según dijeron en un comunicado. Dicho comentario tuvo lugar el pasado miércoles. Las reacciones no se hicieron esperar. La Asociación de Víctimas del Terrorismo pidió su expulsión inmediata. Telecinco se lo pensó y pidió a Argi, al día siguiente por la tarde, que aclarase la broma y se disculpase. Aún así, horas más tarde, la dirección le comunicó su expulsión. Las reacciones en Twitter no se hicieron esperar; tan sólo una minoría se manifestó a favor de esta decisión, exagerada en mi opinión. ¿Es Argi una cabeza de turco? ¿Se puede marcar de esta manera a una chica de 20 años? Según se rumorea, un anunciante potente metió presión a Telecinco para expulsar a Argi. Algo así como lo que ocurrió con La Noria. ¿Conclusión? ¿Castigo o todo por la audiencia? Yo lo tengo claro.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.