Neumáticos

13

05 2013

Emili Gené. Las carreras de Fórmula 1 siguen pareciéndome un rollazo pero los amigotes insisten en ver las carreras completas, aunque empiecen de madrugada. Es posible que buena parte de este frikismo tenga que ver con la marca Alonso, vista la pasión que ponen los locutores a la hora de contar las vueltas, los adelantamientos y las entradas en box: Antonio Lobato parece el protavoz de la causa española. No hay armada invencible como en el tenis ni marea roja como en el fútbol pero tenemos a Fernando, qué caramba. O sea que le doy un vistazo de vez en cuando a los 50 o 60 ‘loops’ buscando la razón del delirio (nunca un deporte conlleva tanto ayudante técnico mordiéndose las uñas) y la encuentro en los neumáticos. Que si se agarran, que si se queman, que si llueve, que si no son los adecuados, que ha fallado la estrategia a la hora de sustituirlos. La adrenalina romántica del piloto suicida reducida a una logística de caucho. Más que los alerones o el motor: el mantra de la locución televisiva es neumático. Alonso ganó en Montmeló por neumáticos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.