Mal ejemplo

Neus Aguiló. La quinta temporada de ‘Me cambio de familia’ no acaba de hacerse un hueco en el prime time de los viernes. Si Cuatro optara por suprimir el ‘reality’ le importaría más bien a pocos espectadores pues la última entrega anotó un más que pobre 5,6 por ciento de audiencia. Recordemos que el programa consiste en que dos madres se van a convivir durante unos días a la casa de una familia con costumbres en principio opuestas a las suyas. Bajo la excusa de aprender de otras tradiciones y modos de vida, lo único que se busca es la confrontación y a veces hasta la humillación de las protagonistas. Nunca hemos visto que las sufridas mamás se sientan a gusto en sus casas de prestado, pues siempre reciben malas contestaciones y palabras de desprecio por parte de las personas que las acogen. La tónica dominante son hogares más bien estrafalarios integrados por niños consentidos y maridos vagos y desagradables -a veces muy machistas-, dispuestos a convertir en un infierno la estancia de las ‘concursantes’. La finalidad no es aprender de otras costumbres sino las humillaciones, la violencia verbal y el morbo gratuitos. Sin duda, un mal ejemplo para los más jóvenes.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

18

06 2013

La publicación de comentarios está cerrada.