Tony

Emili Gené. Ha muerto Gandolfini y los seriéfilos han inundado las redes de mensajes, anécdotas, homenajes, fotos y todo tipo de reconocimientos a un actor tan mítico como su personaje. ¿Acaso no son el mismo? Hijo de cocinera y albañil, hombre de la calle fiel a sus orígenes italianos, murió justamente en Italia cuando viajaba a Sicilia. Fue actor eventual hasta que fue elegido en el casting para Los Soprano, la serie que se convertiría en la más valorada de todos los tiempos, convirtiendo de paso a James Gandolfini en uno de los actores televisivos mejor pagados: más de un millón por capítulo. Tony murió (¿o no?) en un restaurante, víctima de uno de tantos asesinatos que pueblan la serie, y para conmemorarlo la mesa donde se sentaba con su familia cuando le pegaron los tiros mortales (¿o no?) ha quedado apartada estos días con un cartel de «reservada» y un periódico con la noticia de la muerte del actor. Muerte mítica la de uno y otro, el mismo hombretón de 130 kilos. No habrá más capítulos pero seguro que llegan las reposiciones.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

24

06 2013

La publicación de comentarios está cerrada.