Archivo de julio, 2013

Esto es un… escándalo

21

07 2013

Urko Urbieta. Ya lo decía Raphael en una de sus canciones: ‘Esto es un escándalo’… Y de eso va y así se llama la serie que Cuatro estrenó hace dos semanas, y ya ha atrapado a más de un millón de espectadores, pero pronto habrá más. ¿Por qué? Es el mejor ‘placer culpable’ de la televisión; la serie más loca, escrita por un equipo de guionistas que, mucho me temo, van hasta arriba de pastillas; y, si pasa como en EEUU, Scandal será la serie de la que todo el mundo hablará. Se lo aseguro.
Scandal sigue a Olivia Pope (Kerry Washington), una mujer que lidera un equipo encargado de tapar cualquier escándalo político, financiero, amoroso o sexual que sucede en Washington –y por lo visto en la serie, la capital de USA es más parecida a Sodoma y Gomorra que a otra cosa–. Además, la protagonista debe lidiar con un amor prohibido –muy culebronero todo– que es, ni más ni menos, que el presidente de los Estados Unidos. Cosas que pasan…
Si esto les parece poco, Olivia Pope es una mujer de color que siempre va de blanco inmaculado; pintan a la pobre Primera Dama cornuda como la bruja mala de Blancanieves; los actores dicen frases sin ruborizarse del tipo: «Eres el líder del mundo libre» o «Somos gladiadores con traje»; hay conspiraciones locas; y el presidente practica sexo oral… Lo que les digo: ¡Es un escándalo!

Etiquetas: ,

Look de funeral

20

07 2013

Gemma Marchena. En estas largas noches de insomnio la programación nocturna se convierte en el mejor antídoto, combinado con un buen chorro de aire acondicionado. El surrealismo se apodera de las cadenas y aparecen programas tan absurdos como Fashion Victim. Cuatro personas se dedican a abrir su armario y a probarse su ropa ante la cámara en busca del modelo más adecuado para la ocasión. Apasionante, ¿eh? Pero son las tantas de la madrugada y cualquier método es bueno para recuperar el sueño.
El reparto es tremendo: una flaca morena que pone morritos ante el espejo, una rubia de brazos regordetes, una señora que se prueba sus trajes de madrina de boda y un gay anoréxico que se pone pantalones pitillo y calza tacones de quince centímetros.
La otra noche daban consejos para el look adecuado para ir a un funeral. La rubia se puso unos pantalones de esos que cortan la circulación y luego tienen que extirparte los pies por gangrena. La morena optó por un vestido negro con espalda descubierta, no sea que el finado fuese el protagonista de la velada. También dan consejos para ir de excursión a Toledo o para acudir a una presentación de gafas. Vamos, situaciones en las que sin asesoramiento, una moriría de indecisión.

Las locuras de los Emmy

19

07 2013

Urko Urbieta.  Si los expertos que siguen la carrera de los Oscar dicen siempre que son muy predecibles, los Emmy –los premios de la televisión estadounidense– no se quedan atrás.
La Academia nominó ayer prácticamente a los mismos –repiten, un año más, Homeland, Mad Men, Downton Abbey, Modern family o Breaking bad– y, cuando no lo hace, son verdaderamente ‘sorprendentes’, como es el caso de Kerry Washington, protagonista de Scandal –de reciente estreno en Cuatro–, y primera actriz de color que opta al premio a la mejor interpretación femenina en 18 años; o bien son actores de Hollywood que se pasan a televisión: como es el caso de Vera Farmiga, protagonista de Bates Motel, precuela televisiva del clásico de Hitchcock, Psicosis; o Kevin Spacey, ganador de 2 oscars, y Robin Wright, estrellas de la ‘novata’ House of cards, serie sobre la corrupción política dirigida por el prestigioso David Fincher, que opta a 9 premios.
Como este año no ha habido ninguna novedad con opción de arrasar, espero que Juego de tronos triunfe, como hizo ayer con las candidaturas, 16 nada menos; y si no gana, ¡que la ‘Khaleesi’ suelte a sus dragones en medio de la gala de los Emmy!

Don’t stop believing

18

07 2013

Jennifer Munar. Los fans de Glee estamos de luto, y es que el pasado sábado Cory Monteith, que interpretaba a Finn Hudson en la serie, fue encontrado muerto en la habitación de su hotel en Canadá.
Dejando a un lado la evidente tragedia en la vida real, ante la cual todavía no se han pronunciado ni su familia, ni su novia Lea Michele, ni el resto de sus compañeros de reparto, está claro que el fallecimiento de Monteith deja un importante hueco en la comedia. Durante la última temporada su personaje, que ya desde el inicio se presentó como uno de los más relevantes, cobró más protagonismo al empezar a plantearse como posible nuevo director del coro del instituto. Por otra parte, también queda abierta su relación con Rachel (interpretada por su pareja, Lea Michele). Ya no podremos presenciar el emocionante momento en que Finn vea a Rachel cumplir su sueño y verla actuar en Funny Girls desde la primera fila. No habrá un final feliz para los míticos ‘Finchel’.
Mientras los guionistas se rompen la cabeza para descubrir cómo sacan la serie adelante, yo voy a ponerme una vez más a escuchar Don’t stop believing. Es que soy masoca.

Etiquetas: ,

Mariló y sus cosas

17

07 2013

Nacho Jiménez. Si hay una presentadora que me causa verdadero repelús, esa Mariló Montero, aunque en realidad, todo sea dicho, de lo tonta que es, tiene gracia y todo. Imagínense, para que La 1 eliminase su editorial diario de su programa matinal lo dice todo, ¿no creen? Su última ‘perla’ tuvo lugar en los últimos sanfermines: «Esto me ha recordado al Madrid Arena». ¿A quién se le ocurre decir algo así? Que lo diga un chaval de 15 años en una macrodiscoteca tiene pase, pero una mujer, que se supone que tiene estudios, es periodista y presentadora de televisión de un ente público, no tiene perdón. Me pregunto qué rondará por la mente de una señora con tanta malicia, una mujer capaz de hacer sentir vergüenza ajena a cualquiera que se le ponga por delante. Incluso los colaboradores de su programa en La 1 responden a sus comentarios con unos ‘caretos’ que lo dicen todo. Con lo bien que hubiera ido ese magazine con Anne Igartiburu, que, aunque es un poco limitadita, es maja, agradable y cae bien, sobre todo a la tercera edad. En fin, lectores, es verano y lo mejor es olvidar a alguien como Mariló y marchar a la playa.

Hoteles basura

16

07 2013

Neus Aguiló. Divinity estrena esta semana ‘Hotel infierno’, una versión del famoso reality americano ‘Pesadilla en la cocina’. Pero esta vez el presentador Gordon Ramsay ha cambiado la suciedad extrema de los restaurantes por la suciedad y la inmundicia de los hoteles. Habitaciones con humedad en las paredes, sábanas llenas de porquería, cuartos de baño que invitan a no entrar jamás en ellos, hormigas, cucarachas y otra fauna desconocida recorriendo las estancias de los huéspedes… todo ello será protagonista en este nuevo espacio televisivo que se estrena mañana en horario de ‘prime time’. Y si el experimento funciona, quién sabe si dentro de poco tendremos también la versión española conducida por Alberto Chicote. Siempre me quedará la duda de si verdaderamente existen hoteles vertedero como los que nos muestran en la televisión o si el programa está en parte manipulado para añadir algo de teatro con el objetivo de generar polémica y atraer al espectador. Y si realmente existen este tipo de hoteles, ¿quién está dispuesto a alojarse en ellos? Porque una vez vista la promoción de ‘Hotel infierno’, créanme, uno se plantea si es preferible dormir a la intemperie o dentro de un vehículo.

Etiquetas: ,

Gregarios

15

07 2013

Emili Gené. La etapa del domingo tenía que ser la oportunidad de Contador, de Valverde. Incluso de la de Purito. Casi 250 kilómetros, los últimos 10 de pendiente infernal para escalar el monte ventoso más pelado de la geografía francesa. Julio es el Tour, las siestas tórridas mecidas entre arreones míticos y comentarios de Perico Delgado, que con los años no se despega de su latiguillo «un poco»: todo para el excorredor de Ávila es un poco más, un poco menos, un poquito como. Ayer domingo la serpiente multicolor (otro tópico literario que resiste) debía llegar a la cima pasadas las lorquianas 5 de la tarde. Pero mira por donde el viento sopló de cara, y los centauros de la carretera (seguimos con el mostruario ciclista) se plantaron con una hora de adelanto y pudimos contemplar en directo el desfondamiento de los tres españoles. A cambio, la machada (otro vocablo imprescindible) de Froome, llevado en volandas por varios gregarios de lujo (más vocabulario) que se turnaron. Gregarios: término despectivo referido a los obreros que hacen posible la grandeza del Tour.

Etiquetas: ,

Estamos conectados

14

07 2013

Urko Urbieta. Jack Bauer ha vuelto!!! Bueno, vale, no es verdad. Lo que sí es cierto es que Kiefer Sutherland, el actor que interpretó al aguerrido agente de la UAT durante 8 temporadas en 24, ha vuelto de la mano de Cuatro el pasado martes con su nueva serie, Touch.
La ficción –que sólo cuenta con 26 episodios– sigue a Kiefer Sutherland, que se mete en la piel de Martin Bohm, un viudo del 11-S y padre de un niño autista, dotado de una habilidad extraordinaria para predecir acontecimientos a partir de patrones numéricos. Descifrar los números que le indica su hijo y ayudar a personas de todo el mundo cuyas vidas están interconectadas será su misión.
Lo que más me ha llamado la atención de Touch –aparte de su impecable factura técnica– es que tiene un parecido razonable con Babel (aquella película de 2006 con Brad Pitt que optó a 7 oscars), en esa intención de mostrar que nuestras vidas están unidas de manera invisible a las de otras personas, que ni conocemos, y cuyo destino está conectado con el nuestro. Esas pequeñas ‘historias-postales’ repartidas por el mundo son de lo mejor de la serie. Y Kiefer Sutherland corre tanto como en 24, o más. Disfrútenla.

Etiquetas: ,

Viajar gratis

13

07 2013

Gemma Marchena. Los hay que este verano no nos movemos de la isla por razones médicas o económicas o ambas. Pero ese ansia por huir de sa roqueta y ver mundo no se mitiga y hay que buscarle un remedio. Uno muy socorrido es ver el Canal Viajar y empaparse de destinos exóticos. Así, si viene algún amigo contándote maravillas de Vietnam o la Polinesia Francesa, una siempre le puede contraatacar con sobredosis de información turística: «Pues yo me quedo con Aruba, donde va a parar. E Islandia es lo más en pleno verano». Y así se queda una tan tranquila y dejando la moral destrozada al adversario, que en algún caso se llega a plantear que malgastó el dinero al equivocarse de destino. No nos engañemos, viajar por televisión es mucho más cómodo. Nos ahorramos los incomodísimos aviones, las largas esperas para facturar y el disparatado precio de los billetes en plena temporada. Aquí donde me ven, yo ahora mismo tengo mi cuerpo en la Isla bajo el aire acondicionado, pero mi cabeza está en Francia. Cada tarde me pongo el Tour y me hago el recorrido con los ciclistas. Vale que no gasto calorías, pero me sirve para recordar mi viaje por Bretaña, Normandía y el Loira. Me dejo llevar por la morriña precrisis aunque si me preguntan quien va por delante en la clasificación, no tengo ni idea. Eso sí, el Mont Saint-Michel sigue tan bonito como siempre.

Etiquetas:

Aburrimiento a la francesa

12

07 2013

Javier J. Díaz. La verdad es que todo tiene un límite, y de vez en cuando, hay que ponerlo. Hace unas semanas saltó a la palestra deportiva la noticia sobre las restricciones económicas de RTVE en el Tour de Francia, que dejaban a Pedro Delgado fuera del equipo de comentaristas, lo que se vendió en algunos medios como un drama o el apocalipsis final de los comentarios en retransmisiones deportivas.
Al final, el exganador del Tour consiguió un patrocinador y RTVE anunció a bombo y platillo que Carlos de Andrés y Pedro Delgado serían los comentaristas, como si hubiera apostado por el tándem de inicio y obviando que el ex ciclista iba patrocinado, en una actitud muy hipócrita del ente público. Una más.
Sin embargo, tanto jaleo no ha servido para animar las retransmisiones que desde hace unos años han caído en la monotonía más absoluta. Delgado, a pesar de ser una persona capacitada para comentar lo que conoce a la perfección, cae en los mismos tópicos de siempre y se repite demasiado. Carlos de Andrés, por su parte, no consigue aportar nada nuevo a las horas que dura la carrera. El año 101 del Tour de Francia (en 2014) podía ser un buen momento para promover el cambio.

Etiquetas: ,